Sáb08182018

Last update12:47:51 PM

Keleher promueve el genocidio de la Nación Puertorriqueña

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) La secretaria del Departamento de Educación, y a su vez oficial de reestructuración de dicho departamento, Julia Keleher, desde el inicio de su gestión como titular de su agencia, consistentemente ha promovido una práctica de genocidio cultura, lo cual en última instancia promueve la desaparición de la nación puertorriqueña. Atención que el concepto de genocidio, según aceptado por el Derecho Internacional Público, está, como todo, en continua evolución. Plantearnos hoy el genocidio cultural, y en última instancia la desaparición de una identidad etno-nacional, es parte de la conversación.

El primer acto de la secretaria y contratista Keleher, fue eliminar el día de la puertorriqueñidad. En aquel momento no comprendimos su alocución que justificaba la eliminación. No fue por reducción de gastos, sino por sustitución de objetivo. Mejor celebrar el día de la cultura internacional.

Luego vino la contratación de funcionarios de los EE. UU., para promover en los distritos educativos de su departamento, funciones administrativas. Es decir, los boricuas están muy politizados y estos “extranjeros” garantizan ser objetivos. Es decir, los puertorriqueños son el problema.

De igual forma, en su proceso de privatización, le donó por un dólar nominal una escuela a una iglesia, que lo primero que hizo fue destruir un mural del maestro de las artes plásticas boricua, José Antonio Torres Martinó. El mural de 1966 fue destruido de forma inmediata por los nuevos propietarios arrendadores, y la secretaria Keleher, como representante de la parte arrendadora, no dijo nada. La destrucción de obras que se consideran parte del patrimonio nacional de un grupo identitario es parte de los crímenes de genocidio que se cometen a nivel mundial.

Más recientemente ha promovido, sin justificación alguna que no sea un conteo de matrícula, el cierre permanente de 283 escuelas. En otras palabras, se trata del cierre forzosa de un departamento que existe, entre otras razones, para promover la cultura puertorriqueña.

En conclusión, que la secretaria y contratista Keleher, tiene una política sistemática, desde el estado (gobierno) para promover la desaparición de un grupo identidad nacional llamados boricuas. Esto, en la literatura actual, así como en las experiencias recientes de Kosovo, Ruanda, e inclusive el pueblo cristiano en Siria, atacados por el bando terrorista de ISIS, se constituye hoy como una práctica de desaparición comprendida dentro del genocidio.

Es momento de que explore hacer una denuncia internacional contra la secretaria Keleher, si sus actos de exterminio de una nación continúan. Pensemos.