Sáb06232018

Last update10:39:23 AM

Harvard por tercera vez nos hace más colonia

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Por tercera vez en los pasado 118 años, la prestigiosa Universidad de Harvard, nos ha vuelto a sumergir en el colonialismo más profundo y burdo. Contrario a término, la prestigiosa universidad, es el centro de los intelectuales orgánicos del aparato político de los EE.UU., el cual se disputa presidencias, jueces del Tribunal Supremo y otros sectores dominantes, entre egresados de dicha universidad y de otras universidades del llamado Ivy League (primera liga de universidades élites).

Entonces, Harvard con sus informes bien posicionados en la historia, cada vez que se han pronunciado sobre el caso de Puerto Rico, nos impulsan mayor dependencia, y mayor subordinación a Washington. Fue este el caso, en el 1900, de la famosa conferencia jurídica en la escuela de derecho de dicha universidad, en la cual se pensó en la tesis de los llamados Casos Insulares de 1901 a 1922, que hasta el día de hoy nos abriga, de que Puerto Rico “es parte de, pero no le pertenece a” la federación de estados de los EE.UU.

Luego en el 2015, en agosto para ser precisos, hubo la segunda conferencia histórica para pensar los casos insulares, lo cual produjo la histórica decisión de Pueblo v. Sánchez Vale en el 2016. Dicha discusión incidió en el pensamiento jurídico de los EE.UU, donde los académicos de la prestigiosa universidad se desempañan como el cuerpo pensante de la Corte Suprema de dicho país. No nos debemos de olvidar que si un lugar es controlado por Harvard en los EE.UU., es el Tribunal Supremo donde siete de nueve jueces son egresados de dicha universidad.

Finalmente María. ¿Quién pagó por el informe? ¿Por qué se hizo el informe y a petición de quién? ¿No había comisionado el gobernador a la Universidad de George Washington? El informe no pedido, que la mayoría de los comentaristas del mismo no lo han leído, habla de unos fluctuantes entre 700 a 8 mil muertos, y se deposita de forma especulativa en 4645 la cantidad de muertes asociadas al paso del huracán María. Pero, el problema central de este informe yace en la metodología, la cual para la data existente en Puerto Rico y corroborable, desde el instituto de Ciencias Forenses, el Registro de Notarías, o el incremento en las Declaratorias de Herederos, hace cuestionar el informe de Harvard utilizando el método de encuestas telefónicas para crear un número simbólico. Los muertos no se cuentan por teléfono. Eso es un error profundo de metodología existiendo la data en Puerto Rico.

Ahora bien, el efecto real del Informe de María y los muertos, es el que el mismo profundiza en la relación colonial. La idea de los zapatos frente al Capitolio es la mejor muestra. Tanto el gobernador Ricardo Rosselló y su esposa, Beatriz Rosselló, como la prensa de derecha de los EE.UU. se suman a la protesta organizada por algunos sectores de izquierda de la isla. Puerto Rico, según expresan los Rosselló y los protestantes, lo que necesidad es paridad en la ciudadanía. Este es el asunto que Harvard aún no ha podido resolver.

Para la izquierda como para el independentismo boricua, lo primero que deberían de hacer es leer el informe y pensar como distanciarse de la derecha y del proyecto anexionista de Ricardo Rosselló y sus cómplices. Es terrible que 118 años después, sigamos la senda de Harvard sin cuestionarla.