Vie11162018

Last update01:32:40 PM

Un día sin Ricardo Rosselló

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) El gobernador de turno, Ricardo Rosselló, ha declarado un día de estado de emergencia, por lo cual ha suspendido todas las actividades del gobierno central. Esto a consecuencia del paso de la depresión tropical Beryl. Dicho esto, tanto la rama judicial el gobierno central, como muchos de los municipios, y amplios sectores de las industrias privadas, abrieron al público como de costumbre.

Por razones que nadie puede explicar, el gobernador proclamó el estado de emergencia el pasado viernes, a dos días del paso del fenómeno atmosférico. Luego, el sábado el Centro Nacional de Huracanes, del gobierno federal, proclamó que ya no se trataba de un huracán sino de una depresión tropical, la cual iba cada día perdiendo fuerza. Hoy nos encontramos en un día lluvioso, pese a que el gobierno central no se encuentra trabajando.

Lo que sí tiene un efecto real, es el dato que el gobernador Rosselló, necesita de algún efecto mediático, para poder invocar sus poderes soberanos. Nada indica ya, y sobre todo luego de la crisis del presupuesto, que el gobierno de Rosselló está en control de los asuntos internos de la isla. Ahora más que nunca todo indica que el tiene que compartir su responsabilidad con la Junta de Supervisión Fiscal.

Por lo tanto, el gobernador necesita algún área de control. Los huracanes, bien o mal, le proveen una oportunidad. El gobernador Rosselló es de los pocos que hoy pide de forma urgente que un huracán nos impacte. Nosotros debemos de reflexionar cuál es nuestra alternativa. Pensemos.