Mié11212018

Last update02:28:50 PM

Rosselló y las reservas naturales, ¿quién sale beneficiado?

  • PDF

altLas Reservas Naturales Protegidas son lugares especialmente valiosos para la conservación y manejo de los recursos naturales de nuestras islas. Proporcionan un ambiente sano para la recreación al aire libre, enriqueciendo así nuestra calidad de vida. El DRNA administra 20 Bosques Estatales, 34 Reservas Naturales (terrestres y marinas) y 5 Refugios de Vida Silvestre que albergan los principales ecosistemas de humedales, bosques secos, bosques lluviosos, cuevas y cavernas, aguas subterráneas, islotes y cayos, y otros hábitats críticos de especies de flora y fauna vulnerables (DRNA)

(San Juan, 9:00 a.m.) Las reservas naturales en Puerto Rico son designadas mediante ley u orden ejecutiva del gobernador para su conservación. Las mismas tienen áreas escénicas, especies endémicas y la mayoría son de exuberante belleza. La visita a las mismas constituye una verdadera experiencia de aprendizaje y de solaz pasadía.

La conservación de estas áreas en Puerto Rico comenzó en el Siglo XIX en el año 1876, cuando el Rey de España emitió una orden para conservar y proteger 12,000 acres de bosque en la Zona de Luquillo. Posteriormente el bosque y la sierra donde se encuentra, fue cedida al gobierno de Estados Unidos en virtud del tratado de Paris. La misma continúa siendo administrada por ese gobierno a través del U.S. Forest Service.

En el 1903, el presidente de Estados Unidos, Teodoro Roosevelt designó las (2070) cuerdas, (5275 hectáreas ) de la antigua reserva de la Corona, como la "Reserva de Luquillo," denominado así por su ubicación en esta Sierra.

Durante décadas, el gobierno de Puerto Rico ha ido aumentando el número de reservas naturales protegidas.

La Constitución del Gobierno de Puerto Rico de 1952, en sus Disposiciones Generales, Artículo VI, Sección 19, establece que "será política pública del gobierno del Estado Libre Asociado" la más eficaz conservación de los recursos naturales..."

Recientemente, el gobernador de Puerto Rico Dr. Ricardo Rosselló, eliminó la clasificación de "reservas naturales" a 7 de estas áreas protegidas para la conservación. El gobernador adujo que en su proceso de denominación de reservas naturales, no se hicieron las vistas públicas correspondientes. Esta acción sin igual, tuvo el apoyo de la Junta de Planificación, pero no se consultó con el Departamento de Recursos Naturales que es la instrumentalizad pública que las administra.

El dato más interesante es que estas reservas son muy codiciadas por la empresas privadas. Muchas de estas corporaciones fueron las que costearon la campaña política del gobernador Ricardo Rosselló. Estas compañías le han pasado la factura al gobernador. Cuando analizamos esta situación tenemos que concluir que se trata de un tipo de corrupción, por lo cual podrían ser acusados tanto el gobernador como los ejecutivos de las empresas que formaron parte de este acto ilegal.

Toda la ciudadanía tenemos que estar pendiente del futuro de estas reservas naturales. Las mismas son patrimonio del pueblo de Puerto Rico y no de las empresas privadas.

!El territorio de Puerto Rico corre peligro y lo tenemos que defender!