Mar08142018

Last update09:47:29 AM

El Congreso eliminó al ELA por vía de PROMESA

  • PDF

alt

(San Juan, 9:00 a.m.) Durante la discusión en el Congreso, de la Ley que creó el ELA,

quedó claro que el Congreso se reservaba todos los poderes sobre Puerto Rico. Como

analizó el ilustre puertorriqueño Vicente Geigel Polanco en su libro, La Farsa del

Estado Libre Asociado, Puerto Rico seguía siendo una colonia.

Mientras tanto el traidor Luis Muñoz Marín y su séquito de colonialistas engañaban al pueblo diciendo que se

había establecido un "pacto" entre Puerto Rico y Estados Unidos y que el mismo

eliminó la colonia en la Isla. El licenciado Luis F. Abreu Elías nos señala en su libro,

ELA y Pacto: Doble tomadura de pelo, que Luis Muñoz Marín dijo en las vistas de la

Ley 600 al congresista Lemke: "Ustedes saben, por supuesto, que si el pueblo de

Puerto Rico se volviera loco, el Congreso podría legislar otra vez. Yo confío en que los

puertorriqueños no harán eso, que traería legislación del congreso quitándonos cosas

dadas al pueblo de Puerto Rico como buenos ciudadanos de los Estados Unidos

(Serie #35, p. 32, 33 Vistas del Congreso sobre Ley 600)."

Con estas lapidarias palabras Muñoz Marín reconoció el poder colonial que tiene el

Congreso sobre el territorio de Puerto Rico. Los comités congresionales, al informar el

proyecto de Ley 600, ratificaron la conclusión de que “la medida no cambiará las

 

relaciones políticas, sociales y económicas, fundamentales de Puerto Rico con Estados

Unidos.

Al principio del Siglo XX, el status gubernamental colonial quedó establecido por medio

de sentencias emitidas por el Tribunal Supremo de Estados Unidos. En los casos

insulares, se decidió que "Puerto Rico es un territorio no incorporado de Estados

Unidos. y como tal no tiene los mismos derechos reconocidos por su constitución."

Cuando examinamos el desarrollo político de Puerto Rico, encontramos que las

disposiciones coloniales de la Ley Foraker pasaron directas a la Ley Jones y a la

Constitución colonial del Estado Libre Asociado.

En el 1952, el Congreso de Estados Unidos creó el Estado Libre Asociado de Puerto

Rico. Se le permitió al pueblo de Puerto Rico redactar una Constitución. La misma tenía

que estar subordinada a la de Estados Unidos. Ésta no cambió en nada nuestra

relación colonial. A pesar de que Puerto Rico ha hecho varios intentos de recabar más

poderes (Fernós Isern, Rafael Hernández Colón) los mismos se ha estrellado contra la

inacción del Congreso. El ex-presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó el 30 de junio

de 2016, la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto

Rico (PROMESA). Esta ley fue creada con el fin de que Puerto Rico pague los $70,000

millones de dólares que adeuda a los bonistas. El efecto político de esta legislación

tuvo como consecuencia la creación de una Junta Fiscal sobre el gobierno de Puerto

Rico, con poder de anular las decisiones del gobernador, eliminar legislación aprobada

por nuestra legislatura y anular sentencias judiciales de los tribunales de Puerto Rico.

! En fin nos retrocedió a la Ley Foraker!