Vie11162018

Last update01:32:40 PM

Las redes sociales y hacer política en el Siglo 21

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) El presidente de los EE.UU., Donald Trump, anda a son de guerra contra las empresas de su país que controlan y definen los contenidos a difundirse en las redes sociales. Según alega el presidente Trump, las redes sociales están prejuiciadas en su contra y contra la ala más conservadora de la derecha de su país.

El debate se extiende y prolifera, pues lo que subyace es la opinión pública que se va definiendo a partir de los buscadores o motores de búsqueda que operan en las redes sociales. Ante este cuadro, Trump alega que están parcializados los algoritmos de búsqueda a favor de lenguaje político de centro o de izquierdas. Curioso, ¿no? Pero más curioso es que dentro de algunas de estas empresas, hay debates internos de los propios empleados, esto en particular en Facebook, que alegan que la línea editorial censura a la izquierda. Por lo tanto, hay un debate sobre la “neutralidad” de lo que se difunde en las redes sociales.

Las elecciones legislativas en los EE.UU. convocadas para el 6 de noviembre, definen, entre otras cosas la fortaleza o no del Partido Republicano. De revalidar su mayoría en ambos cuerpos legislativos, dicho partido podría continuar haciendo muchas cosas como les plazca. De haber un cambio e imponerse el Partido Demócrata, la tendencia podría cambiar. A esto es que Trump enfila sus comentarios en estos días, a desestabilizar las redes sociales para influenciar las elecciones.

En el caso de Puerto Rico, el efecto que tuvo la candidatura de Alexandra Lúgaro en las elecciones del 2016, debe ser vista desde la mirada de la utilización correcta de las redes sociales. No es un secreto a voces que Lúgaro utilizó a una empresa de publicidad política de California, y estos crearon un equipo de trabajo que demostró ser políticamente exitosos. El resto de los mortales no entendió el mensaje, con la excepción de José Vargas Vidot, quien salió electo abrumadoramente para senador por acumulación producto de una campana artesanal de puerta por puerta sin operar por vía de las redes sociales.

Pero Alejandra Lúgaro usando correctamente las redes sociales, demostró que los boricuas, como los norteamericanos, son manipulables. Se vota por la persona que sepa controlar los comportamientos a partir del manejo de los algoritmos. Pensemos.