Jue12132018

Last update08:22:40 AM

El racismo, Colin Kaepernick y Puerto Rico

  • PDF

Image result for colin kaepernick

(San Juan, 10:00 a.m.) En un país tan interesante, cada vez que Donald Trump habla

sobre la isla, nadie en las esferas de poder y/o mediáticas en el país lo relaciona con la

cultura de racismo. Esta parte es interesante. La mentalidad dominante en Puerto Rico

no vincula a los EE.UU., la hegemonía blanca que lo dirige y controla, con prácticas

raciales de discriminación contra el pueblo boricua. Ante este eje dominante en la isla,

los gobernantes en los EE.UU. son cualquier cosa, menos racista.

En días reciente, la empresa de tenis y ropa deportiva, Nike, lanzó una nueva

campaña, para celebrar los 40 años de su lema histórico, ¡hazlo! (Just do it!). Bajo la

campaña actual, el jugador de futbol Colin Kaepernick, en la promoción expresa que “si

crees en algo, tienes que estar dispuesto a sacrificarlo todo. ¡hazlo!” (believe in

something even if it means sacrificing everything).

Kaepernick se ha dedicado, entre otras cosas, a promover una campaña de educación

y concientización en contra de la violencia de estado contra las poblaciones negras y

afro descendientes en los EE.UU. En esta medida, y como símbolo de su respuesta en

oposición a los asesinatos de jóvenes negros a manos de policías, Kaepernick ha

desarrollado la lógica de arrodillarse cuando ponen el himno de los EE.UU. antes de los

partidos de futbol.

La vida en el caso de Kaepernick ha sido toda contradictoria. Por un lado protesta, y

crea un movimiento de protesta contra la injusticia, mientras por otro lado, desde el

2016 no juega, toda vez que ningún equipo lo ha querido contratar. Ante esta posición

uniforme de los equipos, Kaepernick demandó a la NFL (la liga de futbol en los EE.UU).

Y en este contexto la Nike, quien siempre lo ha patrocinado, lo utiliza para promover su

campaña del 40 aniversario.

La historia de Kaepernick solo para destacar que en los EE.UU. la cultura de la crítica

social contra el racismo, en dicho país es abierta y manifiesta, y hasta el capital se une

a la misma. Dentro de esto, la timidez con la cual se habla del racismo del blanco

americano al boricua, no al que lo sufre en el territorio de ese país, sino a nosotros que

lo vivimos aquí en la isla.

Para vivir de forma soberana, hay que estar dispuesto a perderlo todo. Kaepernick es

un buen ejemplo. En Puerto Rico deberíamos de estar dispuesto a emularlo.

Pensemos.