Dom11182018

Last update10:41:34 AM

La [ultra] derecha al poder, ¿por qué?

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) La ultra derecha llegó al poder ayer en Brasil. Jair Bolsonaro, conquistó con relativo margen de amplitud la presidencia de Brasil, con 55 por ciento de sus votos frente a Fernando Haddad, quien obtuvo el 44 por ciento de los votos. El presidente electo es parte de un oscuro partido político, de poca monta en los pasados 30 años, pero que en esta ocasión fue llevado al poder por la aclamación popular, mientras el Haddad representa al Partido de los Trabajadores (PT).

La vida está puesta de otra forma. Los procesos políticos se han convertido parte de toda la vida, y continuamente, de forma diaria, vamos moviéndonos no sin contradicciones a mundos más conservadores. Las luchas sociales hoy, casi todas, son subsumidas a la lógica del capital, mercado y los sistemas mediáticos. Estos transforman el radicalismo en conservadurismo. Lo no dominante, lo hacen dominante. Y peor aún, de forma no crítica.

Podemos tomar el tema de la criminalidad, el cual provoca tanto ánimo e interés en la población. La base material, si seguimos conversando de Brasil, es que dicho coloso latinoamericano tiene una alta incidencia de actividad delictiva, muy vinculada geográficamente, a las comunidades marginales de dicho país. Pero, la criminalidad vende, y crea apoyo. Ahora bien, ¿cuán extenso es el problema de la criminalidad e inseguridad ciudadana?

Entre la experiencia social, el discurso político median los sistemas mediáticos. Estos caca vez más han aprendido a difundir un discurso organizado que promueve tendencias en todas las plataformas de comunicación, y crean una opinión pública altamente manipulada.

A partir de la conjunción de esos tres factores todo es posible. Bolsonaro se impone hoy en Brasil, con una alta votación a su favor, basado en un discurso falso, es decir, manufacturado, aunque basado en hechos reales; y con un apoyo de un sistema mediático que crea una tendencia y forja la opinión pública. El mesías es manufacturado. Pensemos.