Sáb03232019

Last update03:05:54 PM

¿Debe pedir asilo político en los EE.UU, Juan Guaidó?

  • PDF

Image result for juan guaido(San Juan, 9:00 a.m.) Hay algo que no ha salido como se esperaba desde el pasado 23 de enero de 2019, cuando Juan Guaidó se autoproclamó como “presidente encargado” de Venezuela. Simplemente, él asumió la presidencia, sin ninguna ley constitucional o instrucción democrática, más allá de su voluntad, y nada ha pasado. Es decir, el gobierno legítimo de Nicolás Maduro, todas las fuerzas gubernamentales de poder, y más que nada, el pueblo sigue defendiendo de forma evidentemente mayoritaria la constitución de dicho país del 2001, y sobre todo la fase de transición política que se inauguró en dicho país con la con la Asamblea Constituyente hoy en servicio.

En este sentido, contrario a lo que dice la prensa comercial de Puerto Rico, como a su vez el diario español El País, la inmensa mayoría de los países y organizaciones de estados del mundo, hoy apoyan al gobierno democrático de Venezuela, dirigido por Nicolás Maduro. Esto incluye a la Unión de Estados Africanos, a CARICOM, a la Unión Europea, a la Organización de Estados Americanos, a la Organización de Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad. Luego sobre 120 países apoyan de forma manifiesta y abierta al gobierno existente de Venezuela.

Los EE.UU., quienes han liderado un derrocamiento del gobierno de Maduro, tienen de aliados a Canadá, Colombia, Brasil, algunos de los países del Grupo Lima, el Parlamento Europeo, y algunos países de Europa y Asia. Pero no tienen ni el apoyo de todo el continente americano, el cual de forma evidentemente mayoritaria apoya a la Venezuela chavista, ni cuentan con el apoyo del Vaticano, ni las iglesias protestantes que apoyan en Venezuela a su gobierno.

Entonces, ¿a qué se dedica Juan Guaidó? Se dedica a desinformar y a provocar un caos en un país hoy asediado por la prensa comercial internacional, y por el gobierno de Donald Trump. Su próximo paso lógico es pedir asilo político en los EE.UU., alegando persecución, lo cual al día de hoy luego de 12 días de su autoproclamación no ha pasado. Pensemos.