Dom04212019

Last update09:52:30 AM

Maduro expresa solidaridad con Cuba y rechaza la intervención de los EE.UU.

  • PDF

alt(La Habana, 11:00 a.m.) El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó hoy la política de bloqueo económico impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra Cuba, en ocasión de cumplirse 57 años de la aplicación de esa política coercitiva.

A través de un mensaje publicado en la red social Twitter, el mandatario venezolano reivindicó el derecho de 'los pueblos dignos del mundo' a ser libres e independientes, al recordar que Washington mantiene un asedio contra la nación sudamericana. 'Se cumplen 57 años del criminal e inmoral bloqueo contra la hermana República de Cuba, por parte del imperio estadounidense, el mismo que asedia nuestra Patria', escribió el jefe de Estado en la plataforma comunicacional.

El 7 de febrero de 1962, el entonces residente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, mediante la Sección 620a de la Ley de Ayuda Extranjera, de septiembre de 1961, declaró el bloqueo total contra Cuba. Los antecedentes de dicha ley se remontan al año 1959 cuando el gobierno estadounidense comenzó a aplicar políticas de bloqueo contra la isla, dirigidas esencialmente a socavar puntos vitales de la defensa y la economía cubanas. Washington impulsa en la actualidad medidas similares contra Venezuela, con el objetivo de derrocar a la Revolución bolivariana y al presidente electo de gorma democrática, Nicolás Maduro.

En marzo de 2015 el entonces mandatario norteamericano Barack Obama declaró un escenario de 'emergencia nacional' por el 'riesgo extraordinario' que suponía Venezuela para la seguridad de Estados Unidos. Dicha disposición dio paso a la aplicación de otras medidas coercitivas como el bloqueo de cuentas bancarias, el embargo de activos venezolanos en el exterior y sanciones a la industria petrolera, corazón de la economía venezolana. A la par de las agresiones de carácter económico, la administración de Donald Trump arreció las acciones injerencistas al promover un golpe de Estado en

Venezuela a través del reconocimiento de un gobierno paralelo, de conjunto con reiteradas amenazas de intervención militar.