Mar06182019

Last update08:11:09 AM

Editorial Ante el fracaso de los EEUU en Venezuela, se impone la noticia falsa

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Ayer la intentona del gobierno de los EE.UU. trató de imponer un golpe de estado blando (mediático) o duro (invasión militar) fracasó. Por lo menos temporeramente. Todos los caminos para una intervención militar están hoy negados a los EE.UU. Por otro lado, el golpe de estado blando, ese de la ayuda humanitaria, también fracasó. No han podido derrocar al gobierno constitucional y legítimo del pueblo de Venezuela, el cual dirige Nicolás Maduro.

Reconocido esto, ¿qué les queda a la oposición, a Donald Trump y a la derecha internacional? Les queda recurrir a la mentira, a la llamada noticia falsa, o fake news. O mejor aún, como reclama el gobierno de Venezuela, a la noticia falsa-positiva.

En este derredor de mentirosos, particularmente en el campamento de la derecha, la propia izquierda debe intentar no convertir la noticia falsa en otra noticia más. Debe de haber una ética.

Distanciados de la derecha, en este momento la izquierda puede hacer una diferencia y continuar derrotando la intentona de golpe de los EE.UU.

A manera de ejemplo, el principal diario de Puerto Rico, El Nuevo Día, publicó en el día de ayer una noticia que solo se publicó en Puerto Rico. Bajo la misma, al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabellos, de forma falsa se le imputó que toda su familia salió con apellidos erróneos camino a China. Esa noticia fue exclusiva para Puerto Rico. Es una noticia falsa.

Por otro lado, el incidente con el periodista de Univisión, Jorge Ramos, tiene por lo menos cuatro versiones. La de El Nuevo Día, la de El País de España, la de la Jornada de México y la del gobierno de Venezuela. Bajo estas, Jorge Ramos y su equipo técnico, fue retenido en el palacio de Miraflores, la casa del presidente Nicolás Maduro. Luego la únicas tres versiones que explican que fue retenido por espacio de dos horas son el País, la Jornada y los venezolanos. Luego los únicos que explican que Jorge Ramos tenía cámaras de espionaje son la Jornada y Venezuela. Usted decida cuál es la verdad.

En fin, que estamos insertos en la verdad falsa. No la permitamos. Menos de la prensa en Puerto Rico que lleva días desinformándonos.

El Post Antillano.