Mar06182019

Last update08:11:09 AM

¿Debemos repudiar los fondos federales?

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) En debate en torno a la transferencia de fondos federales para Puerto Rico, se ha tornado en el epicentro de toda conversación en las relaciones EE.UU./Puerto Rico. Ante esto, a partir de la ley PROMESA de junio de 2016, y las posturas del presidente Donald Trump luego del paso del huracán María en septiembre de 2017, de forma continua el gobierno colonial de Washington discute el controlar mejor y disponer de menos fondos en transferencias para el gobierno de la isla, y de paso para el pueblo.

Contrario a término, la oposición a las transferencias de fondos federales debe ser la consigna dominante en Puerto Rico. No porque lo diga el presidente de los EE.UU. sino que un primer paso para romper las relaciones políticas con dicho país metropolitano, debe ser depender económicamente menos de ellos. Puerto Rico recibe de ordinario sobre $5 mil millones de dólares en transferencias directas, y cerca de $7 mí más en transferencias o asistencia indirecta, como seguro social, beneficios a veteranos de guerra, etc.

Luego del paso del huracán María, el gobernador de turno, Ricardo Rosselló, y a nombre de los “ciudadanos de los EE.UU. residentes en Puerto Rico” levantó la consigna de los derechos civiles, buscando paridad en el trato con los estados de la federación americana. Esto, más allá de ser indignante, debe ser repudiable en todo momento, pues se trata de un proyecto de anexión e integración estadista a la federación de los EE.UU., por la vía de paridad de fondos. El gobierno de Puerto Rico reclamó sobre $100 mil millones de dólares para alcanzar la reconstrucción de Puerto Rico, mientras el gobierno federal habla hoy de $91 millones designados para Puerto Rico, pese a que sólo $5,100 millones han sido efectivamente otorgados.

Ante esto la conversación hacia la independencia debe ser en todo momento negar los fondos federales y repudiarlos. De esta forma, se convierte el presidente de los EE.UU., Donald Trump en un aliado indirecto para la separación de Puerto Rico de los EE.UU., mientras políticos como Carmen Yulín Cruz y Ricardo Rosselló se convierten en propulsores de mayor dependencia con Washington, por ende fomentando la anexión total de la isla a dicho país.

La consigna hoy lunes, cuando se evalúa en el Congreso federal la asignación de fondos adicionales para la isla, debe ser apoyar a las fuerzas más reaccionarias del Partido Republicano y negar fondos adicionales para Puerto Rico. En ese debate los apoyamos y negamos fondos para la isla. Luego le pedimos un proyecto legislativo [el cual no ha sido aún propuesto] para que le concedan la independencia a Puerto Rico. Pensemos.