Dom04212019

Last update08:58:16 AM

Ricardo Rosselló y la doble vara de la administración pública

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Luego de una semana de escándalos alrededor de la saliente secretaria de educación, Julia Keleher, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, sigue en su gestión pública y todo indica que no hay intención de renunciar a su puesto. Lo más interesante, es que no hay ni existe intención de forzarlo a renunciar. Salvo que la investigación federal en curso, termine con una acusación contra la exsecretaria Keleher, y tal vez contra el propio gobernador, todo parece indicar que éste habrá superado la crisis política más profunda de su mandato hasta este momento.

Es interesante, pues la vinculación pública del bufete de su hermano Jay Rosselló, sito en la ciudad de Chicago, con el Departamento de Educación, bajo la administración política con su hermano, ha sido tratado por el propio gobierno como un asunto rutinario. En esta medida, Ricardo Rosselló recibe un tratamiento de “doble vara” de manera comparativa frente a otros funcionarios públicos que en el pasado han sido acusados de traer a familiares a la gestión pública.

Es un momento complejo, pues la respuesta de una oposición fragmentada, la cual no ha sabido articular un cuestionamiento consistente contra la corrupción en el seno del gobierno de Ricardo Rosselló, deja mucho de qué hablar. Es curioso que la voz más consistente al día de hoy sobre la corrupción dentro del gobierno de Puerto Rico, viene de la plataforma de comunicación Twitter del presidente de los EE.UU., Donald Trump. Este se ha dedicado a criticar continuamente la gestión pública en Puerto Rico, en particular la del gobierno que acusa de forma general de ser corrupto.

Es un momento donde las fuerzas de oposición a favor de la independencia de Puerto Rico y de izquierdas, podrían tomar ventaja de este momento caótico de la administración pública para adelantar un proyecto de separación de la isla de Washington. Es un momento de oportunidad, el cual debería ser tomado en serio. Pensemos.