Mar08202019

Last update08:14:18 AM

Editorial Ricardo Rosselló: solo, encerrado en la Fortaleza y a ley de 5 días de renunciar ¡Que renuncie hoy!

  • PDF

altEn el día de ayer, en apariencia, el gobernador de turno Ricardo Rosselló se quedó solo. Decimos en apariencia, pues solo escuchamos que los sectores institucionales del Partido Nuevo Progresista (PNP) le han quitado el apoyo, le han pedido que no vaya a la reelección, y algunos le han pedido que renuncie. No sabemos que dice la base del PNP, o la del Partido Popular Democrático, o la del Partido Independentista Puertorriqueño o la del pueblo en general.

A Puerto Rico entero, fuera de las líneas ideológicas, le conviene hoy que Ricardo Rosselló renuncie y deje atrás su vinculación con el gobierno. Le conviene porque un país no puede tener a un gobernante que no pueda controlar la corrupción. Que luego de tantos años de luchar contra la corrupción la tolerancia popular ya ha colmado la copa del pueblo, y pedirle la renuncia hoy es lo más cercano a un voto revocatorio. De eso se trate, de adelantar nuestra noción de vida democrática, donde si un gobernante como Rosselló lo está haciendo mal, y le hemos dado todas las oportunidades, entonces debemos pedirle la renuncia como una forma de revocar su mandato.

Lo anterior no excluye otras consideraciones en torno al “Chat de los Hermanos”, en el cual 13 personas, algunos de ellos funcionarios públicos, todos hombres, participaron para “liberar el estrés”. El problema del chat es que nos fuerza hoy a investigar punto por punto si las conversaciones sostenidas por ellos, fueron implementadas. De serlo, habría múltiples actos de violación de ley y de reclamos de violación a los derechos civiles de las personas afectadas. Ante este cuadro, la mera presencia de Rosselló se convierte en una distracción. El chat tiene potencialmente hablando las bases de ser un nuevo tipo de carpeteo ideológico, el cual tenemos que investigar para saber si se implementó y si tuvo consecuencias para terceros.

En el sexto día de la crisis, la cual inició el pasado miércoles con unos arrestos por corrupción, debemos de enfatizar que no se trata solo de resolver el problema del chat, de la corrupción o de persona de Ricardo Rosselló. Se trata de adelantar la democracia para Puerto Rico.

En esta medida, la democracia se adelanta si podemos introducir el concepto de pedir la renuncia de un gobernante si no lo está haciendo bien. Hoy tenemos nuestra primera oportunidad: Ricardo Rosselló debe renunciar de forma inmediata. De no hacerlo, las protestas deben de continuar, y solo esta situación provocará una crisis de gobernanza en el territorio colonial, con consecuencias para todos.

Rosselló renuncia hoy. Por el bien de la democracia en Puerto Rico, renuncia.

El Post Antillano