Editorial: Rosselló y los 12 hermanos: hoy marchemos que Pompeo viene a trazar el plan de salida – en las últimas 48 horas de este gobernador

alt(San Juan, 9:00 a.m.) La sociedad civil, dirigida por el mundo del entretenimiento y el capital mediático, trazó la línea: Ricardo Rosselló tiene que renunciar. La izquierda y el independentismo han sido cruciales en este proceso, pero la capitalización o hegemonía, la han controlado los medios y los artistas. Ese es nuestro país. Estamos en un comienzo, importante, pese a sus contradicciones.

Ante este cuadro el deber de toda la Nación Boricua, es acudir a la manifestación social convocada por, entre otros, Bad Bunny, René Pérez, Ricky Martín, Ilé, Molusco, Tommy Torres y Ednita Nazario. Al igual se suman varias iglesias de Puerto Rico, como la Bautista y la Discípulos de Cristo, así como deportistas de la talla de José Juan Barea. Pero lo más importante es que a esta iniciativa se deben de sumar los cientos y miles de boricuas que han estado todas las noches protestando frente a la Fortaleza, en los pasados siete días (desde el mismo miércoles, día de los arrestos por corrupción). En este sentido, hay que enfatizar nuestro agradecimiento a los grupos feministas que han sido bandera de lucha en los pasados meses contra la presente administración de Ricardo Rosselló.

Hoy podría ser un gran día, por lo tanto nuestra concurrencia es parte del éxito. No caer en las garras de la provocación y hacer de la noticia de la presencia de la multitud, la única noticia, debe ser nuestro norte. El norte no debe ser la violencia. Hoy hay que protestar, pues esta protesta se ha de convertir en el mensaje más claro y contundente, no solo contra el gobernador al que se le pide la renuncia, Ricardo Rosselló, sino también al secretario de estado Mike Pompeo quien de forma inesperada viene en una visita “de escala” a Puerto Rico.

Pompeo es el emisario plenipotenciario del presidente Donald Trump para el mundo. Es el que va antes del presidente o en ausencia de éste, a resolver las crisis internacionales. Hoy Puerto Rico constituye una crisis para los EE.UU. Por lo tanto, nuestro mensaje claro y contundente debe ser que ante la crisis que nos causa el colonialismo y sus administradores, tenemos una oportunidad para explorar otro tipo de solución. Por un lado, que el gobierno de Washington formalmente le solicité la renuncia a Ricardo Rosselló; o que como se nos ha informado de forma reiterada, lo acusen, lo arresten y lo remuevan del puesto por corrupción. Pero esto nos resuelve una parte del problema. La otra parte es terminar con el colonialismo en Puerto Rico, y la opción de convocar a una Asamblea Constitucional de Estatus y Gobernanza es la mejor solución.

Que sea el pueblo, con el apoyo de los artistas, el capital mediático, y otros sectores, los que remuevan del poder a Ricardo Rosselló y envíen un mensaje del tipo de gobernanza que a partir de ahora queremos para nuestro país. En esta crisis, que nadie tenga duda que la voluntad y soberanía del pueblo, está siendo más efectiva para detener la corrupción y la mala gobernanza, que lo que han sido las autoridades locales y federales.

A partir del 10 de julio, día en que las primeras mujeres se tiraron a la calle a protestar contra el gobierno corrupto de Ricardo Rosselló, luego de las acusaciones federales, hemos comenzado un nuevo proceso a partir de la soberanía del pueblo. ¡Sigamos!

El Post Antillano