Mar12102019

Last update02:49:20 PM

Editorial: Pierluisi nos da la oportunidad del día de mayor claridad en nuestra historia

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Hoy es un día de trascendental importancia en la historia de Puerto Rico. Desde el pasado viernes, y ante la crisis política que vivió el país a lo largo de todo el mes de julio, se le sumó una nueva crisis: la usurpación del poder político y democrático por parte de un candidato a la secretaría de estado. Sin más, Pedro Pierluisi ha rescrito la historia constitucional del país y se autoproclamó gobernador de la isla. Usted use el adjetivo que desee, pero se trata de un acto burdo de poder, en el cual, él se dio la razón y se juramentó de forma clandestina como gobernador. Se trata de un golpe de estado duro y brutal.

Las reacciones de la prensa comercial, así como de algunos analistas del país fue darle la razón a Pierluisi por “el bienestar de Puerto Rico”. La vida de nosotros tiene que continuar. Es una lógica perversa, la cual por nuestros mejores intereses, gente como Pierluisi pueden violentar la ley.

En la mañana de hoy lunes, dos recursos legales se han presentado ante los tribunales de la isla, uno por el presidente del senado, Tomás Rivera Schatz, y otro por la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. Estos se suman a un tercero presentado por un ciudadano particular el pasado viernes. Todos estos escritos jurídicos argumentan lo mismo: lo ilegítimo de la juramentación y autoproclamación de gobernador del solo candidato a secretario de estado, Pedro Pierluisi.

Nosotros como pueblo solo tenemos una respuesta viable: volver a las calles a protestar contra la usurpación. Que sea quien sea gobernador hoy, lo importante es que se cumpla con las leyes y constitución vigente, si aún creemos que la legalidad colonial es la que impera. Si no creemos, pues bien, que así sea. Pero si hemos dejado de creer de forma mínima en las instituciones constitucionales con las cuales hemos vivido, pues, como diría René Pérez, conocido por Residente, “pues se vale to’”.

Hoy vivimos el día de mayor claridad en nuestra historia: ya aprendimos a defender nuestro país y nuestra dignidad como pueblo. Hoy no nos pueden coger de tontos, ni Ricky Rosselló ni Pedro Pierluisi. Si no dan marcha atrás a la usurpación del viernes pasado, solo nos queda tiranos a la calle. ¡El día hoy tiene una luz resplandeciente!

El Post Antillano