Sáb12142019

Last update11:43:51 AM

PIP y el proyecto [Elecciones 2020] Patria Nueva

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) El día de ayer el Partido Independentista Puertorriqueño, la institución política existente hoy, más longeva en la lucha por la independencia de Puerto Rico, tuvo su asamblea pre-elecciones, para elegir a los candidatos nacionales. La actividad realizada en la ciudad de Ponce, en el Complejo Ferial, 1600 delegados de partido, y sobre 800 delegados invitados, participaron en la actividad. En la misma se ratificaron 1024 candidaturas, a todas las posiciones en las cuales hay una posición disputada en alguna de las tres papeletas electorales. De igual forma, se seleccionaron a los cuatro candidatos nacionales, quienes son: Juan Dalmau para gobernador, María de Lourdes Santiago para senadora por acumulación, Dennis Márquez para representante por acumulación y Luis Roberto Piñero para comisionado residente.

El ánimo como en el evento similar del 2015 (para las elecciones del 2016), fue uno de euforia, algarabía y mucha alegría. Contrario a la percepción general, la masa de los allí presentes se hilvanaba entre distintas generaciones de independentistas, así como de razas, pero más que nada, en su conjunto parecían gente de pueblo. La asamblea se le dedicó a los jóvenes independentistas en particular, y a la juventud en general, que son parte de la generación del “yo no me dejo”.

El proyecto Patria Nueva, es básicamente una propuesta de cinco puntos que incide en la lucha por la independencia, la defensa del medio ambiente, el no apoyar a la junta de supervisión fiscal, el defender los derechos humanos y el promover una economía sostenible. Bajo el crisol amplio de estos cinco ejes, el PIP intenta capturar la gobernación de la isla, para impulsar desde allí un proceso de descolonización que nos lleve hacia la independencia nacional.

Lo interesante de la asamblea de ayer, es la pluralidad de rostros, miradas, intereses y posturas que existen dentro del PIP, y de la cual tanta gente conoce tan poco. La mayoría de los críticos del PIP se quedaron en la famosa asamblea del 1973, la cual fue una asamblea de ruptura. Desde entonces, ese independentismo niega al PIP; a su vez los sistemas mediáticos, en los pasados 20 años se han dedicado a reducirlo a un partido inexistente, autoritario, que no hace nada por el país, y más que nada, los invisibilizan. La falta de reconocimiento a la existencia del PIP es parte de algún tipo de estrategia para que de la independencia no se hable Puerto Rico.

En todo caso, la asamblea del día de ayer, representó un paso importante, en la lucha por la independencia de Puerto Rico. Ojo, es un paso, no es el único, pero este es el de la vía electoral, donde el PIP ha demostrado su consistencia, y su aportación a la independencia nacional de la isla. Siendo esto así, ¿por qué no apoyarlos si usted es independentistas? Pensemos.