Dom07122020

Last update10:27:33 AM

Revista Dominical

El marxismo puede ayudar a explicar la crisis por la cual atraviesa la humanidad

  • PDF

altEl 5 de mayo de 1818, nació en Tréveris, Alemania, la persona que, como ningún otro, explicó los mecanismos internos de la sociedad capitalista y que sentó las bases para su transformación política: Carlos Marx.

Leer más...

Peor que el Covid-19... el distanciamiento social

  • PDF

Distanciamiento social, cuarentena y aislamientoLa pandemia provocada por el Covid-19, ciertamente ha afectado muchas aéreas de nuestras vidas diarias. La incertidumbre sigue siendo uno de los factores predominantes que marca todas las decisiones - acertadas y erradas - que toman los gobiernos. Todos quisiéramos poder sentir que ya los riesgos de este virus han pasado.

Por las redes corren innumerables teorías de conspiración de sobre el covid-19, su propagación, manejo y cura. Pueden ser teorías provocativas que en lo personal, ni acojo ni descarto. Simplemente las observo, las analizo y me mantengo pendiente. Sin embargo, algo que a todos nos ha afectado es este llamado distanciamiento social.

En un principio y ante el reconocimiento que la isla no tiene la capacidad de atender millares de enfermos, la gobernadora tomó la decisión temprana de decretar un distanciamiento social obligatorio. Todo el país cumplió por entender que se trataba de una problema de salud sin precedentes en el que nos jugábamos la vida. Todos temimos a lo desconocido.

Leer más...

ENTREVISTA EN TIEMPO DE CORONAVIRUS

  • PDF

[Nota del autor: Entrevista en WordPress para la-poesia.es y escaparate de poesía]

Hemos vivido una situación inédita últimamente y esto tiene muchas implicaciones en el mundo de la cultura, desde el día a día, la situación económica de la mayoría y varios dramas personales al ya palpable cambio de canon. La última vez que hubo una circunstancia semejante en Occidente, surgió el Expresionismo, así que hemos decidido documentar estas circunstancias de primera mano a través de vari*s artistas a l*s que les hacemos una serie de preguntas.

1. ¿Ha cambiado tu forma de vestir últimamente? ¿Dónde estás? ¿Qué llevas puesto?

R; Primero, alargo mi mano hasta el apretón de vuestra amistad.

Me encanta estar entre tanta poetisa y poeta de tan buen calado e inspiración. Mi forma de vestir ha cambiado en el sentido de que llevo todo el día puesto una bata; una bufanda alrededor de la garganta, y ando en zapatillas.

Estoy en casa. Ahora, escuchando a Walk in Darkness – Last Siren (feat. Nicoletta Rosellini, que es preciosa. Luego pasaré a Nightwish – Ghost Love Score, with Tarja Turunen ¡divina¡ hasta que me llame mi esposa, imposibilitada temporalmente por una caída fortuita provocada, sin querer, por un padre a quien se le escapó su hija pequeña para ir a ver los reyes de la Cabalgata de enero, a quien tengo que atender, pues tiene rotas la clavícula del hombro izquierdo y la rodilla de la pierna derecha.

Ya va mejor. Gracias

Leer más...

La camisa del inmovilismo

  • PDF

Cómo escapar de una camisa de fuerza paso a pasoLa reciente adición de Estatus territorial como alternativa en el plebiscito no puede ser un disuasivo para que amplios sectores del pueblo elijan no salir a votar. Esto es, indiscutiblemente, lo que la metrópolis desea: el inmovilismo. El inmovilismo que por años ha funcionado como el agente encogedor o empequeñecedor de voces importantes. Si nos quedamos en casa es porque estamos a salvo dentro de esa camisa de fuerza. Pero esta es una posición con doble filo: o baja del cielo un milagro que nos la quite de encima (pero la gente sin esperanza es fácil de manipular), o se vacía su interior (la isla) poquito a poquito, suave, suavecito.

Mi abuela siempre me enseñó que hablar, comunicar y pedir lo que necesitaba era mucho mejor que encerrarme en el cuarto, callar y pretender que los demás tuvieran una bola mágica de esas que enseñan el futuro

Hay que salir a votar sin miedo ante la aparición de fórmulas encantadoras. Hay que salir a votar sin berrinches, porque en la tranquilidad de sus cuatro paredes no pasa nada.

Eusebio Leal Spengler "No podríamos entender la Revolución sin la República"

  • PDF

Otro premio para Eusebio Leal Spengler | CubaSí[Nota Editorial: el periodista Pedro Zervigón nos pasa esta entrevista realizada al Dr. Eusebio Leal Spengler, historiador de la Ciudad de La Habana, concedida esta entrevista —especialmente para este número de Temas— al periodista Pedro Martínez Pírez, miembro de nuestro Consejo Editorial].

Pedro Martínez Pírez: Eusebio, ¿República mediatizada, seudorrepública o simplemente república, la cubana que nació el 20 de mayo de 1902 y terminó el Primero de enero de 1959?

Eusebio Leal Spengler: Creo que república, y que, además, es una república que nace bajo las circunstancias de no ser la hija legítima de la Revolución, sino su aborto. Quiero decir: se había fundado una república en Guáimaro, ahí está nuestra tradición revolucionaria, democrática. Los principios fundamentales de nuestras esperanzas futuras se sentaron en Guáimaro, en abril de 1869. Si observamos el proceso que vino después, vamos a ver cómo a partir de la creación de ese territorio libre del colonialismo español —el que el Ejército Libertador pudo sostener y donde, queramos o no, estuvo el gobierno revolucionario con todas sus luces y sombras—, nace ese proceso. Y se extingue cuando se declara disuelto el Gobierno Revolucionario, no el que fenece con la paz de El Zanjón, y ni aun con el Consejo Revolucionario que se crea después de la Protesta de Baraguá, y que persuade a Antonio Maceo de la necesidad de su partida al exterior, convenciéndolo de que no perezca en una reyerta inútil, cuando ya no había esperanzas materiales y solamente quedaba y quedaría el eco y la luz del acto moral de Baraguá; sino el que termina después de los hitos posteriores, aun el de 1895, con la disolución del Ejército Libertador más tarde, y con la del gobierno presidido por Bartolomé Masó.

Podríamos analizar todos y cada uno de estos hitos: la primera república, la cespediana; la que se extingue con el pacto de El Zanjón; la que sobreviene con el Consejo Revolucionario, presidido por el venerable Silverio del Prado, por Manuel Calvar, por Maceo, por Vicente García; la que sobreviene después, en el 95, con posterioridad a la discusión en La Mejorana entre Martí, Gómez y Maceo, en la que se debate la forma de gobierno. Esto queda atrás en el momento en que, de hecho, se declara disuelto el Ejército mambí, se extingue el gobierno revolucionario, y comienza ese lapso oscuro que es la ocupación norteamericana, enjuiciada por Máximo Gómez, de forma breve y precisa, en su anotación del 8 de enero de ese año 1899: «tristes se han ido ellos [los españoles] y tristes nos hemos quedado nosotros, porque un poder extranjero los ha sustituido».

Leer más...