Mié12122018

Last update01:58:59 PM

Revista Dominical

Mi último encuentro con Don Pepe Ferrer Canales

  • PDF

altAquella noche me despedí de Don Pepe Ferrer Canales sin imaginar que sería la última vez que lo vería.

Tras terminar un recital de textos martianos en la Casa Aboy, Don Pepe, junto a su inseparable compañera, la profesora cubana Doña Ana Hilda Betancourt, se me acercaron para decirme que iban a Cuba a renovar sus votos matrimoniales en Santiago de Cuba.

Leer más...

Bendita sea mi lámpara

  • PDF

altBendita sea mi lámpara

ella no me humilla como los rayos del sol.

Gabriela Mistral

Leer más...

Siria, Rusia, Turquía y el Acuerdo de Sochi

  • PDF

altEl pasado 7 de septiembre escribimos un artículo titulado La ofensiva final: se prepara la Batalla de Idlib en Siria. En este hicimos referencia a los planes finales del gobierno sirio y sus aliados, la Federación Rusa, la República Islámica de Irán y las milicias de Hezbolah, de asestar el golpe militar definitivo a lo que se considera, es el último reducto de las fuerzas del Frente Al Nusra (hoy autodenominado Fath Al Sham) en suelo sirio, localizadas en la provincia de Idlib. Independientemente su nombre, se trata de la organización de ISIS o el Estado Islámico de Iraq y Levante en la República Árabe Siria.

Leer más...

Clara Luisa Forestier Chauluissant nuestra primera reina de belleza negra

  • PDF

altEn una conversación que sostuve recientemente con Daniel Nina salió a relucir el nombre de mi amada Clara Luisa Forestier Chaluissant. Clara fue un grandioso ser humano que en su época hizo historia al ser la primera afrodescendiente en ser coronada reina de un club social en la ciudad de Mayagüez. Clara Luisa contaba en ese momento con 22 años.

Leer más...

Tita, Estrellita y las cosas de las “perras”

  • PDF

altTita una chica menudita, trigueña y de pelo marrón con rayos dorados, estaba remeneándose en el parque cerca de la fuente de agua. Ella sentía el calor de dos ojos que le tenían clavada la mirada. Se volteó para auscultar los alrededores pero no alcanzó a ver a nadie. Sintió que no había peligro así que continuó husmeando por el área.

Leer más...