Lun12182017

Last update10:00:40 AM

La casa de Hemingway en la Habana, Cuba

  • PDF

El primer sitio en que Hemingway vivió en La Habana fue el hotel Ambos Mundos en la Habana vieja, donde esa habitación del quinto piso se conserva intacta en su memoria. Pauline Pfeiffer lo había abandonado y poco después el escritor se casó con Martha Gellhorn quien comenzó a buscar una casa para ambos y encontró la hermosa finca campestre Vigía a corta distancia de La Habana. Costó $ 18,000 al contado y allí Hemingway vivió 22 años. En esa casa terminó la novela Por quién doblan las campanas y escribió El viejo y el mar, A través del río y entre los árboles, París era una fiesta y su obra póstuma Islas en el Golfo.

La Casa Museo de Hemingway en Cuba conserva los 9,000 libros del escritor y, como la de Cayo Hueso, es hogar de muchos gatos. En aquella época el autor tenía 4 perros y 57 gatos.

La piscina es mayor que la de la casa de Cayo Hueso y cerca de ella puede verse el famoso yate Pilar en el que Hemingway y su piloto cubano-español Gregorio Fuentes navegaban desde Cojímar a diversos sitios del Océano Atlántico en la costa norte de Cuba. Son famosas sus aventuras persiguiendo submarinos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

Como Hemingway se quejaba de lo mucho que le interrumpían las visitas, Mary Welsh, su cuarta y última esposa, mandó a construir una torre de tres pisos cerca de la casa. El plan era que la última planta fuera el cuarto de trabajo del escritor. Cuentan que Hemingway subió un día y estuvo allí quince minutos tratando inútilmente de escribir. Como no lo logró, bajó y nunca más volvió a utilizar el sitio para escribir.

Cuando Hemingway ganó el Premio Nobel de Literatura por su novela “El viejo y el mar”, dijo: “Este premio pertenece a Cuba, porque mis obras fueron creadas y concebidas en Cuba, en mi pueblo de Cojímar, del que soy ciudadano”. En la plaza pública de Cojímar, frente al mar y cerca del restaurant La Terraza del que partía hacia sus aventuras marinas, se yergue una estatua del escritor. Consecuente con sus palabras, donó la medalla del Premio Nobel a la Virgen de la Caridad del Cobre, la Santa Patrona de Cuba, su “nación adoptiva”.

La reciente película “Papa Hemingway en Cuba” se filmó en Finca Vigía lo que nos permite conocer de cerca la casa en que el escritor vivió 22 años.

El escritor cubano Norberto Fuentes es el autor de un libro que le tomó varios años de investigación y redacción, “Hemingway en Cuba”, que en sus 700 páginas ofrece un gran caudal de información y fotografías sobre la relación entre el gran escritor norteamericano y Cuba. Lo recomiendo a todos los interesados en el tema.