Vie10192018

Last update12:21:02 PM

Fracaso del independentismo y una propuesta para desfracasarlo

  • PDF

altEl independentismo, sobre todo por ser los proponentes de la Independencia, es a quien lógicamente le corresponde dar el ejemplo de cómo sería un Puerto Rico Independiente. Después de todo, como bien dijo una vez el prócer independentista Indio Mahatma Gandhi, "hay que ser el ejemplo que quieres ver".

Hay un sector del independentismo que rechaza el fenómeno de las elecciones para adelantar la consecución de la independencia, mientras que hay otro que la utiliza para el mismo fin.

Esa dicotomía independentista es quizás el mayor causante de los "fracasos" del independentismo. El sector independentista que rechaza las elecciones alega que es lo correcto en cuanto a la consecución de la independencia mientras que el que la utiliza alega lo contrario.

Lo anterior ha creado un debate que aunque es importante y merece su tiempo, a la larga ha debilitado al independentismo. El mismo le ha hecho al independentismo perder de perspectiva que no hay una manera única de lograr la independencia y que todos los espacios donde se presenta la oportunidad de defender la Independencia se debe ocupar desde un consenso entre todas las organizaciones independentistas. También hace perder de perspectiva de que en la Independencia, como en la actualidad y en todos los países libres del mundo, también se llevaran a cabo elecciones

Las elecciones en P.R. le ha podido representar al independentismo no tan solo la oportunidad de demostrarle al resto del país de cómo se celebran unas elecciones limpias, sino que han podido servir de precursoras a las primeras elecciones soberanas de P.R..

Todo ese tiempo que el independentismo ha desperdiciado debatiendo quien tiene la razón en cómo lograr la independencia (no es cuestión de quien(es) tiene la razón) bien pudo haberse utilizado para trabajar en un proyecto que sirva de modelo de la Independencia que aspiramos.

La gran mayoría - si no todos - de nosotros los independentistas estamos de acuerdo en aspirar a una independencia democrática. Irónicamente, la mayoría de los puertorriqueños tienen una noción anti democrática de la independencia. Erróneamente creen que si P.R. es independiente, automáticamente será gobernado por el PIP o una dictadura, lo cual no es necesariamente cierto y absurdo, porque como bien mencioné anteriormente, en la independencia se llevaran a cabo elecciones y para elegir el primer gobierno puertorriqueño que ejerza la misma, se tendrá que celebrar nada más ni nada menos que unas elecciones. De ahí otro fracaso del independentismo, el no lograr explicar la independencia de manera íntegra.

Por lo general, P.R. entiende al Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) como todo al independentismo puertorriqueño cuando nosotros los independentistas, inclusive los que militan en el PIP, sabemos que realmente no es así. Los resultados de las pasadas elecciones han demostrado que son más los simpatizantes de la independencia que no militan en el PIP de aquellos que si lo hacen.

Lo ideal y lógico sería que en las elecciones los independentistas siempre participen juntos. Pero si no pueden lograr unirse para juntos defender la independencia en un proceso democrático, ¿cómo pretender gobernar un país?

El discurso independentista debe ser complementado con acciones que sirvan de modelo para ejemplificar lo presentado en el primero.

De cara a las elecciones del 2020, se presenta ante el independentismo puertorriqueño una gran oportunidad de demostrarle a P.R. y al mundo el nivel de madurez político necesario para proceder a la vida independiente del colonialismo.

Que para las elecciones del 2020 sean los independentistas los encargados de escoger los candidatos independentistas. Es decir, que el independentismo celebre unas elecciones propias. Unas elecciones que además de elegir los candidatos independentistas para el 2020, sirva de modelo para demostrar el proceso político que aspiramos en la independencia y que a su vez sirva como el principio del proceso de autodeterminación hacia la descolonización de P.R..

¿Estará el independentismo puertorriqueño en disposición de trabajar tal tipo de proyecto?

Proyecto que después de todo, presentara una simulación de la independencia que aspiramos.

¿O seguirá el independentismo en las mismas estrategias de décadas tras décadas?