Sáb08182018

Last update12:47:51 PM

Un fraile en la marcha contra PROMESA

  • PDF

altEl gobernador estaba reunido con los jefes del Departamento de Seguridad Pública, asesores de seguridad y personal del Departamento de Justicia para discutir las estrategias a seguir en la marcha convocada por distintos sectores de la sociedad civil compuesta por trabajadores, estudiantes, pensionados y ciudadanos en general.

-El propósito de la marcha es repudiar los recortes en los derechos laborales tomados por este gobierno para implantar los planes fiscales requeridos por la ley PROMESA y su Junta de Supervisión Fiscal- dijo el jefe de Seguridad.

-Los proponentes de la marcha alegan que las medidas tomadas afectarían a los sectores vulnerables de la sociedad en favor del pago de la deuda pública y en perjuicio de sus intereses políticos- señaló el funcionario de Justicia.

-Mi preocupación como gobernador es garantizar la seguridad pública de todos los participantes de la marcha. El pasado año la marcha culminó en actos de violencia que opacaron los objetivos principales por los cuales convocaron a los manifestantes- añadió el gobernador.

Como político al gobernador lo intranquilizaba el impacto negativo en su imagen de mandatario que provocaría una marcha victoriosa contra su administración pública, afectando los intereses electorales, y este era el propósito de la reunión.

Entre los asesores estaba un coronel retirado del despreciable Negociado de Investigaciones Criminales que estuvo a cargo de la vigilancia y preparación de carpetas de los sectores separatistas del país. Había participado en la planificación y coordinación de la emboscada del Cerro Maravilla contra dos jóvenes independentistas. Con su peculiar serenidad el asesor se levantó y dijo:

-Este pueblo es de memoria corta. Olvida sus experiencias pasadas.

-Tenemos un infiltrado en el movimiento de revoltosos izquierdistas universitarios como el año pasado.

-Ha adquirido liderato entre el movimiento estudiantil y está planificando la avanzada de su grupo para colocarse frente a la marcha y confrontar la barrera de policías.

-Señor Gobernador-dijo firme- guarde esta piedra para la conferencia de prensa de mañana posterior a la marcha. Le aseguro que nadie le preguntará si se cumplieron los objetivos de los manifestantes. La piedra que le entrego será la alegoría de su victoria.

-Como ha ocurrido en todos estos años siempre tendremos un “fraile” que nos represente entre los movimientos opuestos a la administración gubernamental de turno- terminó diciendo el coronel retirado.

Con una sonrisa sarcástica el gobernador les dijo a todos:

-Esta piedra será mañana la noticia del día.