Mié09182019

Last update02:18:28 PM

Eddie López, Cara a Cara , la Prensa y la Censura

  • PDF

altaltEn la Semana de la Prensa justo es recordar a compañeros periodistas que honraron la profesión con su ejecutoria. Son muchos pero me limitaré a mencionar tres con quienes tuve el privilegio de compartir labores: el maestro César Andreu Iglesias, su aventajado discípulo Carlos Yamil Otero y el periodista y humorista Eddie López, a quien dedico este comentario.

Eddie murió en 1971 tres días después de haber participado en silla de ruedas en un espectáculo de los Rayos Gamma en el teatro Coop Arte de Barrio Obrero. Al grupo, que había debutado en el cafeteatro La Tea y que haría historia en Puerto Rico, se le puso por nombre El efecto de los rayos gamma sobre Eddie López, en alusión a la radioterapia que recibía Eddie para combatir el cáncer que lo aquejaba.

En El Mundo, en The San Juan Star y en el programa Esto no tiene nombre ya Eddie había sobresalido por su extraordinario sentido del humor, como evidencian sus columnas incluidas en el libro The Best of Eddie López, publicado al año siguiente de su muerte. Que el Overseas Press Club haya bautizado con su nombre el premio más importante que otorga anualmente esa organización, es indicativo de la admiración y el respeto que los miembros de la prensa le tienen a Eddie por su desempeño en la profesión.

Hoy quiero relatar una anécdota que me tocó vivir con Eddie López. Juan Manuel García-Passalacqua había fundado junto a Benny Frankie Cerezo, Noel Colón Martínez, Severo Colberg y José Arsenio Torres el primer programa de debate político que hubo en la televisión puertorriqueña, Cara a cara ante el país. En cierto momento, Juan Manuel comenzó a ausentarse del programa y le pidió a Eddie que lo sustituyera en la labor de moderador.

A fines de 1971 ocurrió una crisis entre los panelistas del programa y la empresa de WAPA Televisión, que lo transmitía. Se comentó que el gobierno de aquel cuatrienio, encabezado por Luis A. Ferré, había presionado a WAPA porque no le convenía que semana tras semana se ventilaran temas que podían perjudicarle. WAPA Televisión decidió no seguir transmitiendo el programa y los panelistas comenzaron a buscar otro canal donde el debate pudiera seguir televisándose. En esas gestiones no participó Juan Manuel que ya se había retirado del programa, ni Severo porque su hermano Abdiel era uno de los vendedores del canal 4.

Benny, Noel y José Arsenio invitaron a Miguel Hernández Agosto a sustituir a Severo en el panel y me llamaron para que yo compartiera con Eddie la moderación del programa. El plan era que nos alternáramos como moderadores, mientras la salud de Eddie se lo permitiera.

El día que se grabó el último Cara a cara ante el país que se transmitiría por WAPA Tv, Eddie estaba hospitalizado y desde el hospital me llamó a las oficinas de la revista Bohemia, que yo dirigía, para pedirme que fuera a la grabación por si a él le era imposible participar. Me dijo entonces que del hospital iría al canal y haría todo lo posible por moderar el programa pero quería tener la tranquilidad de saber que de no poder hacerlo, yo estaría allí listo para sustituirlo.

Aquella tarde la grabación, como a veces ocurría, tardó algún tiempo en empezar, y Eddie con su bombita de oxígeno al lado, se acostó en un sofá de la utilería del canal, en espera de que llegara el momento de empezar. A su lado yo me preguntaba cómo era posible que en ese deteriorado estado de salud, Eddie pudiera sacar fuerzas para sentarse en el panel y conducir la discusión, como si nada le estuviera ocurriendo.

Y así fue, comenzó la grabación y Eddie se sentó a moderar el programa como hacía todos los domingos. Desafortunadamente, WAPA Tv censuró el programa, no lo transmitió, tema que abordaré en un futuro comentario.

En cuanto a Eddie, algo similar ocurrió varios días después en el escenario del Teatro Coop Arte de la Avenida Borinquen, donde participó por última vez en un espectáculo de los Rayos Gamma, al final del cual una ambulancia se lo llevó en camilla para el hospital en el que fallecería a los tres días.

En esta Semana de la Prensa mi pensamiento vuela hacia el Cementerio del Viejo San Juan donde despedimos a Eddie, enterrado junto a figuras ilustres de la historia de Puerto Rico, para rendirle tributo a ese ser excepcional que fue Manuel Eduardo López Rolón, a quien todos recordamos como el inolvidable Eddie López.