Sáb11232019

Last update02:36:24 PM

Gaudí en esta nueva jornada

  • PDF

alt


“La vista es el sentido de la luz, del espacio, de la plasticidad; la visión es la inmensidad, veo lo que hay y lo que no hay.” A. Gaudí

El inspirador recorrido por la ciudad de  Barcelona y Reus, lugar donde nació el grandioso Antonio Gaudí, es una invitación constante a conectarnos con la naturaleza, a trascender lo simple y valorizar los detalles. Los detalles que pueden despertar, no solo en nosotros, sino en el resto de la humanidad una pasión que nos permite movernos en una nueva dirección amplia y creativa.

Gaudí, según la apreciación de sus obras, era un visionario, un amante de la vida y sobre todo un apasionado. Pero no era uno de esos apasionados capaces de arrebatarle la vida al que quisiera tocar su obra, al contrario, era de los que tenía muy claro que su trabajo se perfeccionaría con la intervención de otras personas y hasta de nuevas generaciones. Ejemplo de esto es la famosa y esplendorosa iglesia de la Sagrada Familia.

Quien pasa por Catalonia no puede ignorar la presencia de Gaudí. Al menos yo no pude hacerlo. El Gaudí que conocí, a través de los museos, de las obras y de los libros, me ha confrontado. Su sensibilidad, espiritualidad y humildad le dieron un nuevo sentido a esta  jornada que emprendí hace un mes.

En el museo de Reus mencionan que cuando Gaudí se graduó de la Universidad de Barcelona, la persona que le entregó el diploma dijo: “no sé si le hemos entregado un título a un loco o a un genio, el tiempo dirá…”

Es posible que el arquitecto no hubiese realizado sus hermosas obras sin ese grupo de personas que abrieron espacios para que él expusiera su creatividad y sus maneras de ver el mundo, a Dios y su creación.

Entonces, me pregunto si reconocemos a los “Gaudí” de nuestro tiempo. Alomejor no están construyendo grandes edificios, pero están sanando, escribiendo, pintando, pensando, bailando, cantando, creando, yo qué sé… Tienen pasión y se están moviendo dentro de un mundo que parece estar estancado.

Estoy segura de que están ahí, en nuestras escuelas, en la calle, en el centro comercial, en la iglesia, en el pub, en la universidad, en la esquina, en todas partes… “la visión es la inmensidad, veo lo que hay y lo que no hay”.

Isamar Acevedo Torres, es una estudiante puertorriqueña graduada de la Escuela de Comunicación Pública UPR-RP. Actualmente es estudiante de estudios graduados en Periodismo de la Universitat Autónoma de Barcelona. Este escrito es de su blog: http://www.salpicar.net