Jue07192018

Last update12:20:28 PM

La emigración y su efectos en los países receptores

  • PDF

altEl movimiento de los seres humanos hacia otras regiones ha existido desde principios de la humanidad. Se movían en búsqueda de alimentos y agua que le permitieran su existencia. Con la invención de la agricultura miles de seres humanos se movieron hacia las regiones agrícola. Con la industrialización, se incrementó el movimiento de personas que vivían es zonas rurales hacia las ciudades y hacia los países donde la revolución industrial había transformado el modo de producción. Con la División Internacional del Trabajo este movimiento aumentó internacionalmente.

Podemos asegurar que la emigración ha sido continua. En muchas ocasiones, los países receptores de esa población necesitaban ese tipo de inmigrantes. La mayoría de ellos ocupaban puestos que los nacionales no querían ejercer. Durante los Siglo XX y XXI aumentó la cantidad de profesionales y técnicos diestros que emigran en todo el mundo. La razón de que tuvo este grupo para emigrar fueron entre otras, la búsqueda de mejores condiciones de trabajo, de vivienda y el entorno social, la persecución política y religiosa y por razones económicas. Estas características son comunes a nivel mundial "Las crisis económicas y políticas, las guerras, hambrunas, los desastres naturales y el subdesarrollo en general provocan la expulsión de los ciudadanos fuera de sus fronteras," (Granma, 25 de julio de 2018, portada.)

El movimiento poblacional ha aumentado sobre todo hacia Europa y en el continente americano. Los africanos emigran hacia los países europeos de forma irregular. Ellos navegan a través del Mar Mediterráneo principalmente hacia Italia y Grecia. Desde estos países, llegan a otros países europeos. Al igual que Estados Unidos, Hungría ha erigido un muro para contener esta población. Mucho de los emigraste aluden persecución política pero la mayoría se muda por razones económicas. Esta emigración ha causado problemas de estabilidad nacional para los países receptores.

La mayoría de los demógrafos de izquierda explican esta situación por razones y causas del subdesarrollo africano y la desigual económica de los países a nivel mundial. De acuerdo al Informe de Internacional de Migración publicado por la Organización de las Naciones Unidas el 43% de los emigrantes provienen de Asia. Éstos emigran hacia el Sur, Estados Unidos y Europa. Emigran por las mismas razones de todos los emigrantes a nivel global. Los trabajadores emigrantes de la región de Asia provienen sobre todo de Bangladesh, Birmania, Camboya, China, India, Indonesia, Laos, Nepal, Filipinas, Sri Lanka o Vietnam, y su número y destino varía según el país.

En la mayoría de los casos, los emigrantes son trabajadores poco cualificados. Países como Malasia, Corea del Sur o Tailandia, que durante mucho tiempo han sido países de partida, se han convertido en países de acogida y esto no sólo gracias a su desarrollo económico sino también a la inestabilidad política de los países emisores. Una de las características principales de esta emigración es que la mayoría son mujeres. También en Asia hay mucho contrabando y explotación de seres humanos.