Mié07172019

Last update08:05:25 AM

Ahora, Washington también va por Bolivia, ¿en serio?

  • PDF

Resultado de imagen para bolivia bandera

He leído el ‘Informe Presidencial - 13 Años de Gestión' del Estado Plurinacional de Bolivia, que ha puesto en mis manos el encargado de Negocios de la Embajada, Su Señoría Boris Calderón Arandia.

Avalado por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Cepal, entre otras, de dicho Informe se desprende que Bolivia es el país de América del Sur (10 Estados) con el mejor desempeño de 2005 a 2018. Veamos algunos rubros.

Inversión estatal, 12.5 % del PIB. Líder en crecimiento económico, PIB, $40 885 millones. Líder en reservas internacionales, 21.4 % del PIB. Segundo lugar con menor inflación en la región, 1.51 %. Bolivia es el país que más invierte en energías renovables, seguido de Senegal y Jordania.

Las siguientes cifras contrastan el año 2005 con 2018. Pobreza extrema nacional: 38.2 % - 15.2 %. Pobreza extrema rural: 62.9 % - 33.4 %. Clase media (millones): 3.3 - 7.0. Tasa de desempleo: 8.1 % - 4.2 %. Salario mínimo: $55 - $300. Establecimientos de salud: 2870 – 3931.

Niños que no asisten la escuela primaria: 4.5 % - 1.5 %. Saneamiento básico (millones ha): 4 – 6.8. Conexiones de gas domiciliario: 48 660 - 939 747. Agua potable (millones ha): 6.6 - 9.7.

Reducción de brechas de género: Mujeres con titulación de tierras: 138 788 – 1 011 2449. Mujeres parlamentarias: 18 % - 51 %. Mujeres con título universitario: 8000 – 16 000. Inversión en carreteras (km): 1098 - 6487.

Bajo Evo Morales, primer presidente originario, el Estado Plurinacional de Bolivia es el más avanzado de América del Sur, algo realmente extraordinario para un país que hace poco era uno de los más rezagados de América Latina y que, para cortar la mala racha, plantó cara al neoliberalismo.

Con un récord como el citado, es comprensible que Evo Morales sea el líder natural de su pueblo, lo cual indica que más vale la voluntad política que supuestas credenciales y perfumados apellidos.

Sin embargo, doce parlamentarios de Bolivia, ¡le han rogado al presidente Donald Trump intervenir para impedir que Evo sea reelecto!

Los diputados le solicitan al presidente de EE.UU. que, ‘tenga a bien interceder en América Latina y evitar que Evo Morales vuelva a postularse a la Presidencia de Bolivia. Solicitamos a su excelencia intervenga ante la OEA para que la misma se pronuncie ante la comunidad internacional y de esta manera se evite la consolidación de la dictadura totalitaria de Evo Morales Ayma en Bolivia'.

¿Dónde habré escuchado antes tanta bazofia y zoquetada junta?

Como ha dicho el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda: ‘Vendepatrias son estas personas que han firmado la carta. Antibolivianos, ellos han jurado defender la Constitución, y uno de los principales elementos de esta Constitución es el respeto a la soberanía nacional. Todavía creen estos señores que los norteamericanos pueden venir a entrometerse en asuntos internos de Bolivia'.

El Senado de EE.UU. se hizo eco de dichos parlamentarios y aprobó el 10 de abril de 2019 una resolución que pide que el presidente Morales no aspire nuevamente a la Presidencia ‘en cumplimiento de las normas democráticas internacionales'.

¿Cuáles ‘normas democráticas internacionales'?, pregunto yo. ¿Las que permitieron que 43 de los 193 miembros de la ONU tengan décadas en el poder? La reina de Inglaterra lleva 65; el sultán de Brunei, 50; la reina de Dinamarca, 46; el rey de Suecia, 44; el presidente de Guinea Ecuatorial, 38; Angela Merkel, de Alemania, 14 años.

No obstante, algunos de estos Gobiernos veteranísimos son superiores a muchos que se jactan de ‘democráticos'. En cuanto a la alternancia en el poder, en EE.UU., por ejemplo, dos partidos políticos tan diferentes como la Coca-Cola y la Pepsi, ‘se alternan' en el poder en nombre de una sola clase social.

Desde Moscú, la reacción del presidente Morales no se ha hecho esperar. El 25 de abril pasado hizo esta denuncia: ‘La resolución del Senado de EE.UU. pretende violar la soberanía de Bolivia y atenta contra el principio de no injerencia y respeto a la voluntad democrática de los pueblos, consagrado en la Carta de la ONU'.

Las elecciones en que ganó Evo Morales demuestran que ganó con porcentajes que claramente lo consagran como líder natural de su pueblo y que el Senado gringo, que ignora y repugna todo sobre el proceso revolucionario de Bolivia, hace acusaciones falsas.

La normativa internacional no contiene disposición alguna sobre la alternancia en el poder. Pero es claro que el relevo en el poder depende sobre todo de la valoración que de sus dirigentes tengan sus electores y que, en el caso de Bolivia, el pueblo ya escogió.

De las intervenciones, ‘¡ni hablar del peluquín!'.


[Nota Editorial: compartido por el autor, y previamente publicado en La Estrella de Panamá].