Sáb11232019

Last update02:36:24 PM

352 días más para el 2020

  • PDF

altEstamos en el decimotercer día del 2019 y el año comienza como uno “interesante”. Para el 6 de enero no fueron los Reyes Magos los que coparon los titulares del país, sino un grupo de sicarios que a plena luz del día acribillaron a otro en la marginal de Isla Verde. Al día siguiente, otros tales hicieron lo mismo frente a un negocio en Puerto Nuevo. En lo que llevamos, hasta hace tres días atrás ya vamos por 24 asesinatos en la Isla. Alegan los cocorocos de la seguridad del país que es normal que en este primer mes del año se dispare la violencia, como si a la ciudadanía eso le fuera de algún consuelo.

No estoy segura si la conmoción hubiese sido igual si las imágenes crudas no se hubiesen difundido como pólvora en las redes sociales. El gobernador entonces, raudo y veloz, cita a una llamada cumbre de seguridad. El jefe del FBI admite que los federales han fracasado su lucha contra el crimen en Puerto Rico. Ese comentario hace que a la jefa de los fiscales federales se le caiga la quijada y despepite que este fin de semanas harían redadas. A lo que el chapulín colorado, jefe de la policía, cataloga de indiscreción y culpa a la junta de control por la falta de fondos para la policía. Lo cierto es que el baile entre los cocorocos de seguridad está fuera de ritmo.

Por su parte la alcaldesa de San Juan, asegura que todo estará en orden durante las Fiestas de la Calle San Sebastián en el Viejo San Juan, porque han instalado cámaras de seguridad. Como si eso fuese a aplacar el temor e inseguridad que vive la ciudadanía. Oiga el tiroteo de Isla Verde y el de Puerto Nuevo están grabados, y tenemos dos muertos a cuesta. No es cuestión de grabar al criminal para luego identificarlo. Se trata de dar una respuesta rápida y efectiva. Se trata de prevenir estas situaciones.

El país se encuentra en una debacle estructural. Soy creyente de que con educación se pueden lograr cambios. Pero si la filosofía del gobierno de turno es cerrar escuelas, hacerle la vida más difícil a los estudiantes y a los maestros; torpedear hasta el punto de quebrar a la Universidad de Puerto Rico, explotar a los estudiantes, profesores y retirados. El país seguirá sumido en esta tierra movediza que nos asfixia a todos. Pero lo haremos contentos porque el musical Hamilton nos ha traído un sin número de personalidades ricas y famosas.

Por un momento más podremos fantasear y ahogar nuestra penas, no en alcohol sino en jolgorio, para tratar de pensarnos como una isla ajena de problemas. Pensarnos no como un país tercer mundista, sino como una colonia perfumada de los Estados

Unidos. “Y así pasan los días, y yo (el pueblo) desesperado. Y tú ( gobierno / colono) contestando quizás, quizás, quizás.” Nos quedan 352 días más para el 2020.