Dom05262019

Last update09:48:53 AM

La India y sus distintas tonalidades de colores

  • PDF

altViajar a la India siempre estuvo en mi lista de cosas por hacer. Finalmente se me dio la oportunidad de visitar este país por varios días. La India tiene un misticismo particularmente en la práctica de sus religiones y rituales. Para aquellos occidentales que practican yoga u otro tipo de asanas, la India es la “meca” espiritual por excelencia. Sin embargo, al llegar al país uno se enfrenta de inmediato con una turbulencia de gentes y ruidos que puede ser abrumador. En las calles se conduce literalmente a bocinazo limpio, y la congestión vehicular es impresionante. En todas partes la pobreza y la hambruna es evidente. Se ven muchos niños pidiendo limosnas en la calle y gentes durmiendo en las aceras. Esto nos hace pensar cómo es posible que el país pueda ser símbolo de tanta espiritualidad.

En India hay tres religiones principales: el budismo, el jainismo y sikhismo. En el viaje visité el Templo Dorado de la religión Sikh. Ellos mantienen un libro sagrado de escrituras. Durante la visita en el Templo habían sacerdotes, músicos y feligreses haciendo cánticos y rituales. Lo interesante de la sede de esta religión en Delhi, es que ellos diariamente alimentan de cinco a siete mil personas sin cobrar un solo centavo. Los Sihk no preguntan ni se cuestionan la religión o procedencia de aquellos que van a alimentarse. Toda persona que tenga hambre o simplemente quiera comer y compartir este ritual con gentes de diversos estratas, está bienvenido a hacerlo dos veces al día. La única regla que se observa con rigurosidad es que hay uno consuma todo lo que sirve en su plato. No se puede desperdiciar ni un grano de arroz. Esto también crea la conciencia de solo tomar como alimento lo que se necesita y no en exceso. La cocina del lugar es trabajada por cientos de voluntarios que preparan los alimentos, los sirven y luego limpian todo el área.

En una de las salidas matutinas camino de Delhi a Agra nos encontramos por la acera una procesión de varias personas, entre ellas dos hombres que caminaban completamente desnudos y eran seguidos por un séquito. El guía nos indicó que esos eran sacerdotes importantes de la religión Jain. Nos comentó que era raro encontrar ese tipo de procesión sucediendo en las calles de Delhi y que era muy buen auspicio ese evento. Estos sacerdotes que tienen una alta espiritualidad y mucho autocontrol, entienden que si uno al nacer lo hace sin ropa, entonces en la vida diaria no hay necesidad de usar ropajes. Sin embargo, son los sacerdotes a los únicos que se les permite andar desnudos. El resto de los feligreses usa ropa.

En términos de la política del país, aparenta que el Primer Ministro actual, es muy popular con el pueblo y que la percepción es que la corrupción política ha sido controlada y reducida muchísimo por este incumbente. Se nos explicó que la corrupción en todos los gobiernos anteriores ligados a familiares de Indira Gandhi era rampante. Una de las medidas drásticas tomadas por el nuevo Primer Ministro, fue anunciar de forma inesperada al país, que la moneda que tenían iba a dejar de tener valor en 4 horas, dando un término de 30 días para que todo aquel que tuviese esa moneda la depositara en el banco y recibir crédito. El resultado fue que muchas personas que tenían amasadas fortunas escondidas sin reportar ni pagar impuestos se vieron forzados a depositar su dinero y pagar impuesto para no perder todo su capital no reportado. Este Primer Ministro se dice, que es más populista y trabaja para disminuir las inequidades entre las clases sociales, que son muchas en India. Las elecciones son el próximo mes de mayo de 2019, y ya miembros de la familia Gandhi están haciéndole campaña en contra.

Hablando de las maravillas de la India no podemos olvidar el Taj Mahal. Ese es un monumento impresionante construido en mármol blanco por Shah Jahan para honrar el amor que le tuvo a su esposa Mumtaz Mahal, quien murió durante el parto de su último hija. El Taj Mahal es considerado uno de los tesoros del mundo y no es para menos. La edificación blanca es impresionante. Aunque majestoso a la misma vez tiene una sencillez y delicadeza impresionante. El lugar está bien mantenido y no se permite a los visitantes tomar fotos de su interior, caminar con zapatos ni tener nada de comida en los predios del lugar. La ciudad de Agra, donde ubica el Taj Mahal, es sin embargo, una mayormente de campesinos y muchas de sus carreteras son de tierra.

India, como se nos ha dicho, es un lugar con una multiplicidad de culturas, religiones y dialectos que conviven en un mismo país. Las vestimentas son muy coloridas. Su comida es sabrosa. Actualmente hay un conflicto entre India y Pakistán. Sin embargo, a pesar de toda la pobreza y todos los retos que enfrenta la India, es un país que si se tiene la oportunidad se debe visitar.