Dom04212019

Last update08:58:16 AM

A esos amigos que parten

  • PDF

Image result for amigos“Cuando un amigo se va queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo” esos versos forman parte de una hermosa canción del cantautor argentino Alberto Cortés, quien partió en su viaje final hace varios días. También hace apenas dos noches una amiga de la escuela abordó ese último tren que nos lleva a nuestro destino final.

Cortés se destacó por sus composiciones, muchas de las cuales eran historias o poesías hechas en canción. También escribió varios libros de poemas. Yo particularmente recuerdo “Equipaje”. Desde jovencita fui su fan no solo porque lo encontraba guapo, sino porque tenía un voz profunda y más que nada porque la letra de sus canciones tenían sentido, y llevaban un mensaje claro sobre la vida y sus distintas etapas: infancia, amor, amistad, vejez.

Distinto a Cortés, Annie no era cantante ni compositora, pero llevaba la vida marcándola al ritmo que ella quiso ponerle. Siempre alegre, intensa, honesta y sobre todo positiva. Era de ese tipo de persona que “manda y va”. Era creativa y una organizadora innata. Le hacia un bautismo de muñeca a cualquiera. Ya siendo una mujer madura asumió con entereza y valentía un diagnostico físico que a cualquiera otra persona la hubiera sumido en una depresión profunda. Sin embargo, por años ella dio cátedra de lo que es no dejarse intimidar por el dolor físico y lo que es vivir la vida a plenitud, en gozo y siempre con una sonrisa amplia.

Estas dos personas, quienes no tenían relación la una con la otra, de alguna forma se cruzaron en mi camino para volver a recordarme que la vida hay que vivirla a plenitud, que uno tiene que encontrar su propia voz y elevarla sin miedos, que uno es quien le pone ritmo a su tambor de vida, que si la vida te da limones hay que hacer limonada, y que el momento de vivir es el aquí y el ahora.

El espacio de un amigo no se llena con otro, pero sí podemos honrarlos entendiendo que aún en la vejez o en la enfermedad hay que seguir construyendo castillos en el aire y dejando huellas. “Por eso los ejes de mi carreta nunca los voy a engrasar”.