Soy Cuba/I am Cuba

altSoy Cuba (1964) cumplió mucho más que su objetivo propagandístico inicial. Esta coproducción cubano soviética, hoy considerada un clásico que cuenta con el apoyo de grandes nombres del cine como Martín Scorsese y Francis Ford Coppola, se filmó en Cuba como un esfuerzo conjunto de Cuba y la URSS.

El guión estuvo a cargo del poeta ruso Yevgeny Yetushenko, a quien conocí en una visita breve que hizo a Puerto Rico, y mi querido amigo Enrique Pineda Barnet, que comenzaba su exitosa carrera cinematográfica.

El director Mijail Kalatozov y el director de fotografía Sergei Urusevsky se enamoraron de Cuba y lograron una especie de Dolce Vita tropical. En Cuba no fue bien recibida porque se consideró muy estereotipada al poner énfasis en la misma música cabaretera que tanto se había explotado en las coproducciones con México de los años 40 y 50. La película fue un fracaso. Años después fue descubierta por Scorsese y Coppola que la adoraron. Fue así como en 1995 Milestone Films la distribuyó y comenzó su revalorización.

En el 2005 se hizo el documental I Am Cuba, The Siberian Mamooth, con la participación de Enrique Pineda Barnet, que reescribió la historia de esta coproducción cubano soviética. Tengo ambas en mi divideoteca y las he visto varias veces, tanto el film original I Am Cuba como el largometraje documental The Siberian Mamooth y creo que constituyen un capítulo importante en la historia del cine cubano.