Vie06052020

Last update10:52:32 AM

Richard Rivera Cardona: “Yo soy un joven con muchas cosas que narrar”

  • PDF

altRichard Rivera-Cardona (Puerto Rico, 1989-) es periodista y escritor. Salto al vacío: Relatos para jugarse la vida (Puerto Rico, Editorial Pulpo 2018) es su primer libro de cuentos. Rivera-Cardona tiene una novela, intitulada El revés de tu silueta (2017), tesis de su grado de maestría en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón, de donde es egresado en Comunicación (B.A.). Uno de los trece cuentos que dan contenido a Salto al vacío, “Entrepierna" fue primer premio en el undécimo Campeonato Mundial del Cuento Corto Oral (2016). El trabajo creativo de Richard ha sido publicado en México y su país de origen, Puerto Rico. Su quehacer periodístico ha sido premiado por el Overseas Press Club de Puerto Rico, entidad que le concedió el Premio a la Excelencia Periodística (2014). Rivera-Cardona, ha tenido respuestas a mis preguntas. Todas sus respuestas son para ser compartidas con todos vosotros.

1.1 Wilkins Román Samot (WRS, en adelante) – Recientemente publicó Salto al vacío: Relatos para jugarse la vida (2018). ¿De qué trató o tratas en ese vuestro primer libro? ¿Cómo surgió la oportunidad de trabajarle?

1.2 Richard Rivera Cardona (RRC, en adelante) – Salto al vacío es un libro de cuentos que aborda temática social que suele ser polémica como el suicidio, el aborto o la diversidad sexual. Cada una de las trece historias nos lleva a acompañar a los personajes a tomar decisiones cruciales en sus vidas. De un lado, esta apuesta literaria es un salto al vacío para mí como autor al ser mi primer libro. Del otro, quien nunca me ha leído y decide confiar, se encuentra ante ese riesgo, ante ese otro salto al vacío.

La oportunidad de trabajar este proyecto surgió luego de analizar los cuentos que había escrito para las clases de la maestría en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón. Escogí doce de esos cuentos y escribí uno adicional para lograr la colección. Salto al vacío, por dondequiera que lo mire, me resulta una experiencia llena de adrenalina.

2.1 WRS – ¿Qué relación tiene su trabajo creativo previo a Salto al vacío: Relatos para jugarse la vida y vuestro trabajo creativo-investigativo entonces y hoy? ¿Cómo lo hilvana con su experiencia de puertorriqueño-caribeño y su memoria personal o no de lo caribeño dentro de Puerto Rico y el Caribe?

2.2 RRC – Mi trabajo anteriormente había sido como periodista. En ese escenario, mi labor creativa-investigativa siempre tuvo límites por un asunto ético: no puedo cambiar las noticias. Sin embargo, me permitió ver cosas que ahora, en esta faceta como escritor, puedo trabajar desde otras perspectivas. Ser periodista me ha potenciado el pensamiento crítico.

Desde el periodismo, desde la literatura o desde el salón de clases, yo sigo siendo un puertorriqueño criado en las montañas de Cayey. Y desde ese punto de partida, he explorado el mundo. Mi base es esa, pero yo he ido perdiéndome en carreteras, buscándome en nuevas miradas, queriendo que me afecten otras cosas. Cuando afronto mis talentos, no encuentro otra materia prima que no sea yo mismo. Ese filtro es cayeyano. Todo lo demás es artificio, puntilla, maquillaje… que bien pudiera aportar peso a mi trabajo, pero los ojos que miran son siempre los míos: los ojos del niño que escribía versos en servilletas, los ojos del adolescente que se mudó de Cayey para ver lo que había más allá del peaje de Caguas, los ojos de un adulto que es campo-ciudad, voz-letras, silencio-grito... Algunos de mis relatos recrean escenarios o personajes universales, mas no se escapa el Caribe. Incluso cuando la literatura parece ofrecer una oportunidad para huir de quien soy, sigo ahí. Y qué bueno que es así porque siento que hay un cuerpo que sostiene la propuesta.

3.1 WRS – Si comparas vuestro crecimiento y madurez como persona y escritor, con su época actual de escritor en Puerto Rico, ¿qué diferencias observas en vuestro trabajo creativo? ¿Cómo ha madurado su obra? ¿Cómo has madurado?

3.2 RRC – Si comparo mi trabajo creativo antes y después de Salto al vacío, puedo decir que ahora me siento más responsable de mi discurso. Uno va ganando influencia en la forma en que los demás interpretan el mundo, y yo no quiero ir por ahí lanzando dardos por jugar. Eso hace que sea más riguroso en mi labor; tal vez eso sea una especie de madurez.

En el caso de Salto al vacío, los lectores han hecho que la obra madure y trascienda. La gente ha entrado al escenario con los personajes y se ha jugado la vida con ellos. Creo que eso le ha otorgado credibilidad a la propuesta y dimensión a su pertinencia. Siento mucho orgullo y respeto por Salto al vacío porque representa el momento artístico en que me encontraba cuando lo escribí hace varios años. Mirar atrás es validar un camino.

4.1 WRS – Richard, ¿cómo visualizas vuestro trabajo creativo con el de su núcleo generacional de escritores con los que comparte o ha compartido en Puerto Rico? ¿Cómo ha integrado vuestro trabajo creativo e investigativo a su quehacer literario?

4.2 RRC – Visualizo mi trabajo creativo como una aportación refrescante que acerca la literatura a otros públicos. Yo no soy académico ni doctor en Filosofía. Yo soy un joven con muchas cosas que narrar. Y la gente quiere saber también cómo los jóvenes vemos el mundo. Para mí es un honor que mi libro Salto al vacío esté compartiendo mesas, eventos y lectores con las obras de colegas de trayectoria, a quienes admiro y respeto. Espero que eso abra camino para otros, cuyas voces son igual de importantes. A los jóvenes todavía se nos hace difícil que nos tomen en serio.

Con relación a mi trabajo investigativo, afirmo que es esencial para cada cosa que escribo. Mi formación es como periodista y no sé investigar de otra forma. Luego de recopilar y contrastar, me doy las licencias para encarar la ficción.

5.1 WRS – Ha logrado mantener una línea de creación literaria enfocada en el cuento. ¿Cómo concibes la recepción a vuestro trabajo creativo dentro de Puerto Rico y fuera, y la de sus pares?

5.2 RRC – Mi carrera como escritor es muy reciente. Solo he podido trabajar el cuento en este primer libro y espero publicar mi primera novela en 2020. Estoy muy agradecido por la recepción que ha tenido Salto al vacío porque superó mis expectativas como escritor emergente, tanto con el público lector como con los medios de comunicación. En Puerto Rico fue un éxito en ventas y crítica; afuera, ganó un premio en los International Latino Book Awards, en Los Ángeles, California.

De otro lado y tras bastidores, he recibido mensajes de personas que nunca habían leído un libro completo, pero el mío les despertó la curiosidad. Que mi libro haya captado la atención de alguien en este mundo tan sobrado de distracciones y opciones de entretenimiento, es suficiente para sentirme satisfecho.

Con relación a cómo ven nuestro trabajo en y fuera de Puerto Rico, opino que somos nosotros los puertorriqueños quienes, en muchas ocasiones, ninguneamos nuestra literatura. Creo que nuestra situación colonial nos ha arrebatado la autoestima. Un dato interesante es que hace varios meses comencé un blog llamado Narrándonos (narrandonos.com), cuyo enfoque es nuestro quehacer literario. La acogida ha sido sorprendente. Actualmente, nos siguen desde más de 20 países. La gente quiere saber qué tenemos que contar desde Puerto Rico. Nuestra literatura puertorriqueña sí gusta, sí es importante, sí vende y sí puede competir con otras literaturas. Lo que hace falta es apoyar más a los nuestros y, por supuesto, espacios de difusión y promoción.

6.1 WRS – Sé que vos es de Puerto Rico. ¿Se considera un escritor puertorriqueño o no? O, más bien, un escritor, sea este puertorriqueño o no. ¿Por qué? José Luis González se sentía ser un universitario mexicano. ¿Cómo se siente vos?

6.2 RRC – Yo soy un escritor puertorriqueño, y eso es un dato. Sin embargo, me gusta más asumirme como una voz que comunica por encima de títulos y nacionalidades.

7.1 WRS – ¿Cómo integra vuestra identidad étnica y de género y su ideología política con o en vuestro trabajo creativo y su formación en la Universidad del Sagrado Corazón?

7.2 RRC – Mi identidad y mis ideologías forman parte del filtro que soy al abordar historias. En ocasiones, será posible integrarme de forma explícita; en otras, no. Creo que eso dependerá de las oportunidades que ofrezcan los proyectos en el aspecto artístico. Sin embargo, quisiera que mi trabajo no sea exclusivamente para apalabrar a Richard. Quiero escribir también del otro, de quien no soy, de los mundos que no he conocido... aunque, al final, siempre estén mis ojos mirando desde algún rincón.

8.1 WRS – ¿Cómo se integra vuestro trabajo creativo a su experiencia de vida como estudiante antes y después de su paso por la Universidad del Sagrado Corazón? ¿Cómo integras esas experiencias de vida en su propio quehacer de escritor en Puerto Rico hoy?

8.2 RRC – La educación formal optimiza nuestros talentos; además, ser estudiantes de la vida. Necesito vivir para escribir; no todo es técnica o inventiva. La maestría en Creación Literaria me brindó herramientas para canalizar mis historias, pero también ha sido esencial permitirme vivir y romper algunos moldes. Es un balance. Solo así he podido hallar mi propia voz como escritor y como ser humano.

9.1 WRS – ¿Qué diferencia observas, al transcurrir del tiempo, con la recepción del público a vuestro trabajo creativo y a la temática ficcional del mismo? ¿Cómo ha variado?

9.2 RRC – Mi trabajo creativo es muy reciente. Hasta el momento, la recepción de los lectores ha sido positiva y siento que quieren seguir leyéndome. Salto al vacío ha hecho mucho ruido en las redes sociales, y he podido conversar directamente con muchos lectores que me escriben. Es una dinámica diferente que el público valora. Dentro de unos años, me gustaría tener las mismas buenas noticias.

10.1 WRS - ¿Qué otros proyectos creativos tienes pendientes?

10.2 RRC – Tengo muchos proyectos pendientes. El próximo será la publicación de una novela, la cual fue mi trabajo de tesis para la maestría en Creación Literaria. Es un proyecto muy emocional, y por eso lo he acurrucado un tiempo antes de sacarlo del nido.