Mar05262020

Last update12:56:35 PM

El linaje del Rey Charlie y su corrida navideña 2020 en pro del autismo

  • PDF

altAsí como Inglaterra, Escocia e Irlanda tuvieron a Charles como rey, en Puerto Rico tenemos al Rey Charlie. Charles de Inglaterra tuvo su ejército que participó en varias batallas para conquistar y expandir su territorio. El Rey Charlie, no se queda atrás, y tiene el poder de convocar un ejército de motoras y 4-tracks que es impresionante.

El Rey Charlie, quien anda es sus treintiuno, se describe como un joven visionario, solidario con su pueblo, ambientalista, pacífico, defensor de los derechos humanos y amante de su patria como a nada en el mundo. Su nombre de pila es Misael González Trinidad, y desde jovencito es un apasionado de las motoras y los 4-tracks.

Su título de“Rey” fue producto de ser fan de Don Homar. Siendo jovencito se le pega el estribillo de la canción “¿quién es el rey si nos vamos a cien?”, así montaba en su motora y cantaba el corito retando a sus contrapartes. De esa forma el se auto-proclama “Rey”. ¿Y porqué Charlie? Porque ese era el sobrenombre que él le llamaba a cualquier persona cuando no sabía su nombre. Esto lo llevó a que le apodaran Charlie. De ahí su mote “Rey Charlie”.

El Rey Charlie, viene del seno de una familia humilde y pobre de Trujillo Alto, pero muy unida. Fue educado, protegido y añoñado por su abuela hasta sus 14 años, cuando ella falleció. Misael tenía una habilidad particular para las motores y se convierte en un acróbata y “weelero” en la motora. Se gradúa con honores de escuela superior y comienza estudios universitario de trabajo social pero no los concluye. Sin embargo, el el liderazgo nato que tiene lo lleva a aprender a unir a los llamados “grupos de la calle”, que incluyen caseríos, barrios y barriadas, en corridas de motoras, 4-tracks y jeeps.

La organización de estos eventos no necesariamente ha sido del agrado de todo el mundo y se le ha llamado “estorbo público”. Sin embargo, en el verano del 2019, el Rey Charlie organizó, como parte de las protestas masivas en contra de la corrupción, la negligencia y la mala administración de nuestros llamados servidores públicos, la corrida más grande, disciplinada e impresionante de motoras y 4-tracks que se ha visto en el país. Luego de los eventos del verano, los que no conocíamos quien era este rey caribeño nos enteramos; y desde ese momento incluso, le han llegado a llamar “prócer”.

Rey Charlie está muy consciente de sus raíces, y no ha temido asumir el liderazgo y trabajar para el bienestar de grupos marginados socialmente. Ello le ha llevado a ganarse el respeto de sus seguidores. Él se describe como un joven patriota y luchador que ha trabajado como repartidor de pizza, jardinero, en seguridad, en los peajes, basurero, animador, productor, comediante, poeta y ahora tiene su negocio de piezas de motoras y 4-tracks.

Como parte de su contribución social, este próximo 5 de enero, víspera del Día de Reyes, el Rey Charlie llevará a cabo su Corrida Navideña a beneficio de la Alianza de Autismo de Puerto Rico. Todos los donativos que se recauden son para que esta organización sin fines de lucro pueda desarrollar proyectos dirigidos a la población autista. Se estima que para el 2015, en Puerto Rico se habían diagnosticado más de 28,000 casos de autismo. El llamado Trastorno del Espectro Autista (TEA) o autismo, es un trastorno neurobiológico del desarrollo, se manifiesta durante los primeros tres años de vida y perdura a través de la vida. Las personas con autismo tienen deficiencia persistente en la comunicación y en la interacción social.

El domingo 5 de enero de 2020, a las 9:00 de la mañana, en el Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón, el Rey Charlie y su gente se unen en una corrida social a beneficio de una causa noble. De esa forma, el Rey Charlie se unirá a sus homólogos, los Reyes Melchor, Gaspar y Baltasar, haciendo una ofrenda de amor a beneficio de las personas con autismo. Como dice el propio Rey Charlie, a través de las palabras que inmortalizó Héctor Lavoe Pérez, “es chévere ser grande, pero más grande es ser chévere”.

Este país necesita más “personas calle”, como el Rey Charlie, quienes, fuera de líneas políticas, pongan un grano de arena para ayudar a Puerto Rico a salir hacia adelante. Gracias Rey Charlie, por ese regalo del Día de Reyes.