Mié09182019

Last update10:56:02 AM

Puerto Rico en la agenda Iberoamericana: Un primer acercamiento

  • PDF

altEl espacio iberoamericano, como otros tantos foros de relevancia regional e internacional en los que, por nuestra débil autonomía, estamos impedidos de participar con membresía plena, acaba de declararse, a través de su juventud, a favor de la creciente internacionalización que viene conduciendo el Departamento de Estado de Puerto Rico. Además, ha resuelto reconocer el carácter caribeño y latinoamericano de Borinquen, a la vez de su “derecho inalienable a la libre autodeterminación e independencia”.

Este singular esfuerzo ha significado un antes y después en la celebración de Vanguardia Iberoamericana, un foro de encuentro y discusión enfocado a la juventud como preámbulo a las cumbres de Jefe de Estado y Gobierno. En esta ocasión, la numero ocho, Vanguardia tuvo un proceso sui generis: por primera vez se votaban en asamblea propuestas de cláusulas operativas que serían incluidas en el Acta final, a ser entregada a todos los jefes de estado y gobierno de la Cumbre.

Esta iniciativa que, precisamente, rompió los paradigmas de Vanguardia (para parafrasear al lema de la convocatoria) fue impulsada por las delegaciones de las Antillas Mayores: Cuba, Haití, República Dominicana y Puerto Rico. En una alianza en torno a la causa común de los derechos humanos y políticos de la región, los representantes de las cuatro naciones caribeñas dieron un paso certero en perfilar –esperemos- el futuro del quehacer político caribeño.

¿Qué encierra específicamente ese porvenir? Para empezar, un signo visible de que los tiempos están cambiando es el hecho de que dentro de las cláusulas anexas se incluyó, por un lado, un reclamo a que Cuba reconociera la iniciativa del fenecido Oswaldo Payá y diera paso a un plebiscito para potenciar cambios políticos y, por el otro, un reconocimiento a la situación colonial de Puerto Rico y su derecho a la independencia. Un cambio democrático en Cuba y un cambio hacia la descolonización en Puerto Rico en un mismo documento, votadas en un mismo proceso: definitivamente la mentalidad de la Guerra Fría expiró. Las propuestas de Cuba y Puerto Rico fueron aprobadas por mayoría simple, mientras que la presentada conjuntamente por haitianos y dominicanos, concerniente a rechazar y revisar el fallo TC/06168 de 27 de septiembre 2013 del Tribunal Constitucional de la República Dominicana, que dejaría sin nacionalidad a los dominicanos nacidos de extranjeros, la mayoría de ellos haitianos, fue aprobada por unanimidad.

Los próximos líderes iberoamericanos están reformulando la manera de hacer política y de vincularse con los problemas de la región. Ante las transformaciones positivas que viene experimentando la América Latina, el joven iberoamericano está asumiendo un rol muy distinto al de las viejas guardias, al de los caudillos de siempre y a busca el beneplácito de las potencias. Que este ejemplo de audacia registrado en Vanguardia Iberoamericana 2013 ayude a seguir inspirando a la región, a los pueblos del Caribe en particular y, en especial, a los puertorriqueños.

Abajo incluyo el texto aprobado y anejado al Acta de Vanguardia Iberoamericana 2013 (http://es.scribd.com/doc/177237372/Acta-Vanguardia-Iberoamericana-2013) referente al Caribe.

ANEXOS

En este foro las delegaciones de Cuba, Haití, Puerto Rico y República Dominicana solicitaron la votación de las siguientes declaraciones:

“En el marco de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de gobierno consagrada al lema Iberoamérica: Alianza para nuevos paradigma; jóvenes representantes de 25 países iberoamericanos con el objetivo de hacer frente a los grandes desafiaos y problemáticas de la región nos reunimos en vanguardia iberoamericana, en el marco de los 500 años del descubrimiento del Océano Pacífico, del 13 al 16 de octubre en la Ciudad de Panamá, Panamá.

“Conscientes de nuestra responsabilidad en el desarrollo de los pueblos iberoamericanos declaramos necesario que con nuestro compromiso de acción y acompañamiento critico los gobiernos las instituciones locales y organismos multilaterales contribuyamos a:

I

“Considerando la importancia de mantener una relación saludable entre todos los estados de la región del Caribe. Llamamos la atención sobre la preocupante situación de los derechos humanos en Cuba y reconocemos la solidaridad histórica entre los pueblos haitiano y dominicano. Teniendo en cuenta la petición de miles de ciudadanos cubanos que empleando su derecho constitucional (art. 88 g) proponen que se consulte al pueblo sobre cambios legales que garanticen libertades fundamentales; y la petición de haitianos y dominicanos para revisar la sentencia TC/06168 de 27 de septiembre 2013 del Tribunal Constitucional de la República Dominicana que dejará sin nacionalidad a una población significativa de dominicanos descendientes de extranjeros, principalmente haitianos.

“Resolvemos:

“Hacer un llamado al gobierno cubano a responder a la propuesta democrática de plebiscito de sus ciudadanos e invitar al Tribunal Constitucional Dominicano a revisar su decisión.”

II

“Viendo con sumo interés el esfuerzo de Puerto Rico por incentivar una cooperación política, económica y cultural cada vez más cercana al espacio iberoamericano, a pesar de su relación colonial con los Estados Unidos de América;

Resolvemos:

Reafirmar a Puerto Rico, una nación latinoamericana y caribeña, como miembro activo e inseparable de la comunidad de naciones iberoamericanas;

Reconocer su derecho inalienable a la libre autodeterminación e independencia; y

Apoyar activamente el trabajo del Departamento de Estado de Puerto Rico en continuar con su decidida labor de relacionarse y construir alianzas en materia económica, científica y cultural con la comunidad caribeña, latinoamericana e iberoamericana.”