Vie12142018

Last update10:59:00 AM

Alto

  • PDF

altMe queda imaginar

que descendemos, exactos,

bajo una perdición transparente

sin nadie que nos explique

esta razón de cielo

y estas manos hablando, una frente a otra;

me queda imaginar

que solo es aire, que solo es otro lugar

donde el infinito llega y asienta

el viento lluvioso en las estrellas

el otro vacío que no explicó Newton;

vivo por imaginar,

solamente estas manos, fijamente apátridas,

leales y apóstatas, en vicio enredadera,

en este azul sin raza, ronco y perfecto

del cielo, tan ciego como la pureza

un cielo que no tiene palabras

abismo suave que contemplamos

mientras más cerca

por todo este alto, se imaginará la vida.