Dom08252019

Last update02:46:42 PM

Universidad Claustro de Sor Juana en México

  • PDF

alt“Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis. Si con ansia sin igual solicitáis su desdén, ¿por qué queréis que obren bien si las incitáis al mal?”

En el centro de la ciudad de México se encuentra la Universidad del Claustro de Sor Juana en el antiguo convento que fue el hogar de Sor Juana Inés de la Cruz durante 27 años. Los restos de la célebre monja escritora fueron encontrados en el coro bajo de la iglesia.

Sobre la vida de Sor Juana existe un libro extraordinario que he leído en más de una ocasión, “Sor Juana o las Trampas de la Fé”, en el que Octavio Paz, Premio Nóbel de Literatura de 1990, se adentra en la vida de esta mujer nacida en México (en esa época Nueva España), que fue una de las voces poéticas más importantes de su época.

Octavio Paz, que dedicó más de seis años a investigar la vida de Sor Juana, afirma: “A los 20 años se encerró en un convento para poder estudiar. La Iglesia desaprueba a una monja que no sólo enseña canto a sus alumnas, sino que también se dedica a la gastronomía, la poesía, el drama, la filosofía y la teología. Tampoco ve con buenos ojos los apasionados sonetos dirigidos a la virreina. Sor Juana paga muy caro su fervor poético y más aún su atrevimiento teológico”. El clero y la Inquisición la acosan y finalmente “termina renegando de sus voces, de su inmensa fuerza creadora, de su talento.” El afamado escritor describe así la etapa final de esta extraordinaria mujer: “De pronto publica una carta en la que critica el sermón de un jesuita portugués, a la que responde el obispo de Puebla con seudónimo de mujer, firmando Sor Filotea de la Cruz, lamentando, en suma, que se dedique a temas terrenos abandonando la espiritualidad y tocando el papel de la mujer, que, dice, no debe dejar de ser súbdita. Tres meses después, sor Juana responde a esta carta a su vez y defiende el derecho al saber por parte de las mujeres. A los dos años, tras una extraña llamada de Dios, vende sus libros, da el dinero a los pobres y firma con su sangre la renuncia a las letras. Muere año y medio más tarde en una epidemia".

La directora argentina María Luisa Bemberg, ya fallecida, realizó una excelente película sobre Sor Juana, basándose en el documentado libro de Octavio Paz, “Yo, la peor de todas”, protagonizada por Assumpta Serna, Dominique Sanda y Héctor Alterio, que se exhibió varias veces con gran afluencia de público en San Juan.

La Universidad del Claustro de Sor Juana fue fundada en 1979 con bases intelectuales que descansan en la vida y obra de la monja poeta. En el 2005 la Iglesia Católica trató de recuperar la iglesia de San Jerónimo, pero la escuela se resistió y finalmente ganó el proceso. Actualmente la universidad conserva los derechos de toda la propiedad siempre y cuando siga siendo una institución educativa y cultural. La Universidad también ofrece actividades culturales en las calles de San Jerónimo y de Regina además de brindar atención sicológica a vecinos del centro de la ciudad de México.