Dom12082019

Last update10:50:25 AM

Maremoto, Mare Mágnum, Mare Nostrum

  • PDF

altEl fondo ha sido sacudido bruscamente, la agitación desde el centro se desplaza a todos los confines. Maremoto Borincano, el cual reclama al boticario bonista una receta cáustica para el remedio amargo endémico para no estar Moody.

Mare Mágnum de confusión colectiva. Las hormigas están bravas. Ecos de opiniones diversas perpetuas se esparcen, por el firmamento reclamando al Polo Norte Celeste una ascensión por la declinación de la realidad presente.

¿Será esta nueva inyección de 3,500 millones una nueva danza, que llegará al tope de la deuda constitucional y nos dejará como mamut congelado o elefante blanco opacando el marfil? Resilencia pendiente. ¡No me digas que pensaste brincar al vacío como un lagartijo suicida! Sabes muy bien que los lagartijos siempre caen al suelo bien. ¿Y las hormigas qué? Fragmentación holística por la prisa del quehacer. Me está gustando bastante poner estas letras en papel.

Mare Nostrum de resilencia campante. Asencillando la libertad única de caminar con el cabello mojado y dejar que el sol y el viento lo sequen naturalmente. Accionarse y actuar, porque si te quedas quieto no te podrá salvar ni la Biblioteca Salvat. Multiplicando la creatividad. Tirando la jaula al fondo del mar para pescar langostas, capturar las más aptas y dejar ir las que están por parir.

La cédula para reflexibilizarnos ha sido concedida. Confianza, ya que sabes que si reposas tus dedos en el agua, en la orilla salada, te unirás a todos los cuerpos del agua del Mundo. Los Anillos de Newton observan, esperando la bonanza de la pesca, a los bonistas y a la cuaresma. Persignándonos universalmente, unidos por la sonrisa.