Mar08222017

Last update04:38:01 PM

Trump hablará sobre ley sanitaria mientras presiona a republicanos

  • PDF

Washington, 24 jul (PL) El presidente estadounidense, Donald Trump, pronunciará hoy un discurso sobre el cuidado de salud en momentos en los que su administración y el liderazgo republicano del Senado luchan por derogar y reemplazar el Obamacare.

La Casa Blanca confirmó la intervención al difundir la agenda del mandatario para este lunes, la cual incluye un encuentro con personas que su administración califica como 'víctimas' de la ley sanitaria actual, aprobada durante el Gobierno de Barack Obama (2009-2017).

Este domingo el jefe de Estado advirtió en Twitter a los republicanos de la Cámara alta que si no derogan y sustituyen 'el desastroso Obamacare', las repercusiones serán mucho mayores que lo que cualquiera de ellos cree.

A través de otro tuit expresó que algunos miembros del partido beneficiados por su éxito y a los que tuvo que 'cargar hasta la línea final' hacen muy poco para proteger a su presidente.

Si bien el jefe de Estado no precisó el motivo de su disgusto, todo parece indicar que está relacionado con que hasta el momento no pudo cumplir su promesa de desmontar la legislación de salud actual.

La pasada semana Trump intensificó la presión sobre el partido rojo, después de varios fracasos en los intentos por aprobar un proyecto de ley que les permita alcanzar ese propósito.

Fue el 22 de junio cuando el líder de la mayoría en la Cámara alta, Mitch McConnell, reveló el proyecto dirigido a revocar y sustituir el Obamacare, el cual, entre otros puntos, eliminaba el mandato de cobertura obligatoria e incluía grandes reducciones en el gasto del programa Medicaid.

Esa propuesta tuvo el efecto de disgustar a algunos de los miembros más conservadores del partido, quienes consideraron que no iba demasiado lejos en el desmontaje del Obamacare, y a varios moderados, temerosos de que millones de personas pudieran perder su cobertura médica.

Pese a las modificaciones realizadas a la medida, hasta el momento McConnell no logró reunir el mínimo de 50 votos que precisan para sacarla adelante.

El miércoles último, en un almuerzo con senadores, Trump los llamó a no tomar el receso de verano a menos que tengan listo un plan de cuidado de salud que puedan mandar a su escritorio para ser ratificado.

Se espera que esta semana la dirigencia republicana intente otra votación en la materia, la cual podría ser sobre una propuesta para eliminar y reemplazar, u otra que solo comprenda la derogación del Obamacare y dé un periodo de dos años para alcanzar una ley alternativa.

De acuerdo con el portal Politico.com, los asesores de la Casa Blanca ya están considerando cómo distanciar al presidente del Congreso y cómo ir tras los republicanos que rechacen el proyecto.

Varias personas indicaron que el mandatario planea mantener la lucha, sin importar el resultado de la votación de los próximos días, agregó la publicación.

tgj/mar