Dom11192017

Last update11:34:46 AM

Preocupa intoxicación provocada por uso de plaguicidas en Uruguay

  • PDF

Montevideo, 21 ago (PL) La infección por el uso de plaguicidas, con una tasa nacional de 7,9 casos cada 100 mil habitantes, resulta hoy una de las preocupaciones más llamativas en la agenda de las autoridades de salud en Uruguay.
Esa cifra de ocurrencia destapa las alarmas sobre un fenómeno que desde hace ya algún tiempo golpea en el país y es objeto de investigación por parte de las entidades competentes.

Según la doctora Laura Taran, toxicóloga de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, y coautora de una investigación que analizó los casos de inoculación registrados en la década del 2002-2011, en ese decenio y también en 2015, hubo alrededor de 300 casos anuales.

Según la destacada científica, de la Unidad de Toxicología Laboral y Ambiental, no hubo una variación en esos años, aunque señaló la existencia de grandes diferencias en regiones del interior del país.

Recordó que en los departamentos de Rocha, Soriano, Lavalleja y Florida las tasas de saturados fluctuaron entre los 14,19 y 17,16 casos cada 100 mil habitantes.

Refirió además, que en el periodo que marca la pesquisa ocurrieron 2 mil 602 casos, de ellos la cuarta parte fueron suicidios o intentos de autoeliminación (25,9 por ciento) y hubo un solo caso de intento de homicidio.

Dijo que la mayoría de los ejemplos vistos resultaron no intencionales y destacó los laborales (35,9 por ciento), los accidentales (25,7 por ciento) y los de contaminación ambiental (2,8 por ciento).

Los casos de infección por 'desvío de uso' ocupan una buena proporción (6,1 por ciento) y se dan cuando se utiliza para el control de la pediculosis o la sarna en humanos, un producto que está registrado para uso veterinario agrícola, acotó Taran.

Señaló el hecho de que en el interior del país muchas familias tienen acceso a ese tipo de productos (plaguicidas), porque la vivienda se ubica en el lugar de trabajo. 'Eso explica que la edad más repetida de casos registrados fue de 32,9 años'.

Mencionó a la cipermetrina (insecticida de uso agrícola y veterinario) en el primer lugar de las sustancias que provocan inoculación (365 casos); y le siguen el glifosato (271 casos) y el diazinon (253 casos), sustancia organofosforada de uso veterinario que es (mal) usado para combatir la pediculosis en niños.

En el período estudiado -dijo-, no se dieron casos fatales por infecciones laborales, sin embargo occurrieron 50 fallecimientos, 82 por ciento de los cuales fueron suicidios.

jcm/cw