Crisis de influenza de 2009 en México provocó ocho mil muertos

altMéxico, 22 abr (Prensa Latina) Con ocho mil muertos y 9,5 millones de infectados del virus AH1N1, la influenza que azotó México hace 10 años fue peor de lo divulgado por el gobierno del expresidente Felipe Calderón, reveló hoy Salud Pública.

Una investigación del Instituto Nacional de Salud Pública sobre la tremenda pandemia de influenza que padeció México bajo el gobierno de Calderón reveló que la cantidad de muertos fue ocho veces superior a la declarada por el gobernante y los casos de infectados 130 veces más que los 72 mil 546 reconocidos por la administración el 29 de junio de 2010, cuando el ejecutivo federal levantó la alerta.

Esta semana se cumplen 10 años del mensaje en cadena nacional en el que México fue alertado por el gobierno federal de la crisis de influenza y, a la distancia, surgen nuevas cifras que apuntan a que las autoridades ocultaron datos, se expresa en el informe divulgado por la prensa nacional.

Mauricio Hernández, exdirector del INSP, explicó que un equipo de investigadores y epidemiólogos encontró las nuevas cifras al rastrear actas de defunciones de la época y expedientes, comparar los datos con reportes epidemiológicos, publicados en la base de datos oficial de la Secretaría de Salud -conformada con una 'fracción pequeña de casos confirmados'.

Ahí brotaron las discrepancias. La base de datos oficial de Salud reportó de abril hasta el corte en noviembre de aquel año, 64 mil 19 casos de contagios confirmados, 11 mil hospitalizaciones y 558 decesos causados por la nueva cepa pandémica de origen porcino, y 14 meses después, cuando se puso fin a la alerta, el 29 de junio de 2010, el acumulado fue de mil 289 decesos y 72 mil 546 infectados oficialmente.

Actualmente la base de datos de epidemiología reporta desde 2010 a 2019 un acumulado de 50 mil 198 contagios y tres mil 700 defunciones. La investigación del INSP de abril a noviembre de 2009 reporta hasta 9,5 millones de personas contagiadas, algunas con síntomas leves y otras, severos; unas 31 mil hospitalizaciones y hasta ocho mil defunciones.

Hernández no tiene dudas al asegurar que se manipularon las cifras, notificaron lo que quisieron, y por ese maquillaje no se puede dimensionar tampoco la letalidad. Calculamos que es de 20 por ciento y, en las salas de urgencias, cuando estaba la emergencia, llegó a ser del 60.

A Felipe Calderón se le reconoce también como el presidente que desató la ola de alta criminalidad y violencia en el país -agravada al día de hoy- al aplicar una equívoca política de guerra armada contra el narcotráfico que elevó al término de su mandato a 121 mil 600 los muertos por homicidio en general y a 60 mil por el narcotráfico.