Mapa mundial de los derechos LGBT: penas de muerte en 8 países y prisión en 72


La prosperidad de un país no solo se mide por indicadores estrictamente económicos. Los derechos y las oportunidades de los ciudadanos, de hecho, son también un elemento fundamental.

La organización Social Progress Imperative elabora un Índice de Progreso Social (IPS) en el que se tiene en cuenta, entre otros aspectos, el respeto que despierta la diversidad sexual en cada estado. Finlandia y Canadá ocupan la parte alta de la tabla.

España, considerado uno de los países más tolerantes del mundo en relación al colectivo LGBT en distintas encuestas, se coloca en el puesto 17, por delante de Francia, Estados Unidos o Italia. En el extremo contrario está Zambia, que se sitúa en el furgón de cola.

ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Trans e Intersex) elabora un estudio anual en el que analiza la criminalización, la protección y el reconocimiento del colectivo en todo el mundo. En este sentido, la llamada 'LGTBfobia de Estado' es una de las mayores indefensiones a la que se enfrentan las personas con una orientación sexual o identidad de género no normativa.

Según los datos más recientes de ILGA, de mayo de 2017, hay 13 países que tienen capacidad legal de condenar a muerte a los acusados de mantener relaciones con personas del mismo sexo -8 naciones la aplican y 5 no-.

Arabia Saudí, Irán, Yemen y Sudán aplican la pena capital en todo el territorio nacional. En el caso de Nigeria y Somalia, se ejecuta en algunas provincias. En cambio, en Irak y en el norte de Siria son los tribunales o las milicias del autoproclamado Estado Islámico quienes castigan la diversidad sexual.

En otros estados como Afganistán, Catar, Pakistán, Emiratos Árabes y Mauritania la pena de muerte está codificada en la legislación, aunque no se aplica y en Brunéi está pendiente de implantarse. Leyes de 'propaganda gay' Asimismo, en 72 países la homosexualidad está criminalizada con penas de prisión que pueden acarrear, incluso, cadena perpetua. 37 de todos estos estados y territorios son de mayoría musulmana, 33 cristiana y en seis se profesan otras religiones.

A pesar de todo, el 47% de la población mundial perseguida por su orienciación sexual se encuentra entre estos seis últimos, ya que solo en la India se superan los mil millones de personas.

Más sibilina es la persecución basada en la 'moralidad' o en la 'propaganda' de relaciones 'no tradicionales', vigente en 19 países. Renato Sabbadini, director ejecutivo de ILGA, asevera que "el caso actual de Chechenia nos ofrece el ejemplo más reciente y horrible de tales abusos, ya que los supervivientes han expresado temores de que las cuentas de los medios sociales de hombres percibidos como homosexuales o bisexuales están siendo hackeadas y usadas para identificar y contactar a otros”.

En el informe de ILGA también encontramos datos positivos: 63 países disponen de leyes contra la discriminación y 43 consideran la orientación sexual como agravante en crímenes de odio.

Además, en 22 estados el matrimonio igualitario es legal en todo o parte de su territorio y en otros 29 existen distintas formas de unión.


Crédito escrito: 20 Minutos, bajo licencia de Creative Commons