Lun10142019

Last update09:41:21 AM

Sida, si…Sida, No…

  • PDF

altEl Sida mata a más de 700,000 personas cada año en el mundo y por más que se ha tratado, no se ha podido conseguir una vacuna eficaz contra este virus. Resulta increíble que tanto el VIH, la tuberculosis como la malaria constituyan las tres grandes enfermedades que afectan a la gente en países en desarrollo y sin embargo, todavía no existe inmunización alguna. La Organización Mundial de la Salud ha establecido que 37,9 millones de personas en todo el mundo viven con la enfermedad, y de ellas, 23,3 millones tienen acceso a terapias antirretrovirales, el mejor tratamiento actualmente disponible de los más de 30 medicamentos aprobados para combatir el VIH. No obstante, estos medicamentos no curan el sida, ni evitan que el virus se transmita de una persona a otra, si bien hacen que la transmisión sea menos probable. Por esto, la prevención es la mejor opción. Los expertos piensan que la mejor manera de reducir los nuevos contagios sería mediante una combinación de profilaxis pre-exposición oral (PREP por sus siglas en inglés), un tratamiento antirretroviral universal para las personas que ya viven con el virus de inmunodeficiencia humana.

Larry Corey, el investigador principal de la Red de Pruebas de Vacunas contra el VIH (HVTN por sus siglas en inglés), destaca la magnitud de la epidemia mundial. “El VIH sigue siendo la pandemia de nuestra época; 5.000 personas se contagian cada día”, señala. Aunque, históricamente, la investigación sobre el VIH ha recibido más financiación que cualquier otra enfermedad contagiosa, diferentes expertos han advertido de que la inversión continua se está viendo amenazada. Casi todas las innovaciones relacionadas con las vacunas se producen en el sector público; las empresas farmacéuticas y biotecnológicas se mantienen al margen. “Es un negocio muy arriesgado y, por tanto, las empresas han renunciado a él”, añade Corey.