Amuleto de tu alma

Cultura

(San Juan, 12:00 p.m.)

¡Aguarda la frágil doncella

Presa en ese cofre malvado

Porque ese candado la libere!

Siempre está a la espera

De que su fiel amado la saque

Es una odisea inacabable

Que ya pronto caducará

Mientras sigue persistente

En que su ser anhelado

Arribe con la llave maestra

Para así juntos escaparse

De las viles ataduras del enemigo.

La doncella ha vivido condenada

Encerrada en un lúgubre lugar

Pensando en que su amado

Fuese aniquilado, o se haya olvidado

De pronto…¡CLUCK….el candado abre!

Emana una lustrosa luz de su interior

Sale la doncella convertida en gaviota

Va zigzageando por todos los lugares

Hasta poder tocar, recibir, besar

Tener en sus brazos a ese amado

Ya ambos se funden en el nuevo sol

Festejar que la villana encrucijada

Ha desvanecido, que nunca regresará

Ahora que IRRADIE la felicidad

Mas no habrá nada que irrumpa

Ese romance que tanto desearon

Y por siempre han de ser inexorable

Profundamente, eternamente, perdurable.