(San Juan, 10:00 a.m.) Cuando visité el Museo del Templo Mayor en el centro de la ciudad de México me emocioné al ver la presea y el pergamino del Premio Nobel de la Paz concedido en 1992 a la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú.
La elección del Templo Mayor como custodio de esas distinciones otorgadas a Menchú, se debe a que la líder guatemalteca quiso agradecer a México el asilo brindado por la nación azteca durante el exilio que tuvo que imponerse Menchú debido a la persecución que sufrió en su país en los años 70 y 80.
“Escogimos también el Templo Mayor por la mezcla emblemática que hace de un pasado indígena, un legado colonial y una cultura contemporánea” y agradeció la importancia que en el Templo Mayor se ha dado a la presea y su simbolismo, agregando que si el premio hubiese llegado a algún otro lugar, “las luchas y la resistencias que hay detrás de él estarían muy probablemente relegadas al olvido; el premio Nobel se encuentra bien resguardado en las manos de Moctezuma”.
En su mensaje en aquel histórico momento, Rigoberta Menchú reclamó que la conmemoración de este reconocimiento sirva para darle mayor atención a las comunidades indígenas del continente americano y del mundo.
Según Menchú, en México existen casi 19 millones de indígenas, por lo que “darles voz es reconocer a los portadores de una diversidad lingüística única, de una historia milenaria, y es proteger a quienes habitan en algunas de las áreas naturales más extraordinarias del país”.
La Nóbel de la Paz, que también es Embajadora de Buena Voluntad de la Unesco, también destacó que aunque ha habido avances en el respeto a los derechoa de los pueblos originarios, y en Guatemala se ha establecido como delito la discriminación a los indígenas, aún falta mucho camino por recorrer para lograr que las comunidades indígenas de América no sean discriminadas.
Que universidades como la UNAM de México, San Carlos en Guatemala y César Vallejo en Perú hayan creado la cátedra Rigoberta Menchú, es otro logro de esta extraordinaria mujer que es Rigoberta Menchú.

(San Juan, 11:00 a.m.) El sábado pasado se dio un junte inusual: una estación de radio, Radio Raíces (WLRP) y un periódico digital, El Post Antillano. El junte estuvo dirigido a promover la iniciativa de EL Post Antillano, de fomentar La Ruta del Libro.  Un invento para promocionar en las librerías de Rio Piedras, la venta de libros.

Un total de siete escritores y escritoras dijeron presente en la actividad.  La misma inició en la Librería la Mágica, a la 1pm. El laureado escritor José Rabelo, dijo presente para hablar de sus libros. Fue seguido por Félix Cruz Jusino, quien presentó su más reciente publicación.  Luego se sumaron los escritores Aida Mendoza y Ebenecer López Ruyol, quienes hablaron de sus proyectos particulares como escritores.

Leer más...

Las buenas amistades son tesoros. Por eso, cultivo con cuidado las mías. Son pocas, pero muy valiosas, como la del escritor nicaragüense y columnista internacional Carlos Javier Jarquín, quien reside en Costa Rica. Lo conocí para mayo del año 2020, por casualidad, mientras buscaba y leía en la web escritos de autores y artistas emergentes en Latinoamérica. Le solicité amistad en una de las plataformas sociales y me respondió inmediatamente. Compartí con él algunos de mis trabajos literarios y acto seguido me preguntó si podía llamarme. Como acostumbra ahacer, quiso corroborar la autenticidad de los textos y si era real y cierta la información que le brindaba. Ese fue el inicio de nuestra amistad. Una cofradía que se ha extendido a lo largo de estos meses de encierro por la pandemia. Solo le tomó minutos leer uno de mis cuentos y esa misma semana ya estaba circulando mi nombre en periódicos y revistas de distintos países hispanoamericanos. Así es Jarquín con todos los que por razones misteriosas llegamos a su vida y tenemos algún talento que compartir. De hecho, gracias a él conocí al artista plástico nicaragüense Mauricio M. Rizo Centeno, quien pintó la portada de mi libro Llueve(Ediciones Kuelap: Lima, Perú, junio 2021).

Leer más...

(Managua, 10:00 a.m.) La niñez es el despertar de la existencia humana, para algunos es una fase encantadora, para otros puede ser lo más sombrío de su existir. Para quienes han tenido y tienen el honor que su llegada a este mundo sea de júbilo para sus padres, familiares y amistades deben sentirse cordialmente dichosos, porque millones de personas hemos sido recibidos con llanto, dolor, miedo y excedente grado de preocupación por ejemplo; una mujer joven menos de 20 años si por algún apasionado accidente salió inesperadamente embarazada y ésta financieramente no es autónoma, cuándo decide contarle a su novio que está encinta, ella recibirá estas 4 respuestas:

  • Probablemente se alegrará y él se hará responsable de ella y de su hijo.
  • Quizás se marche de su vida y le reclamará que porqué no se cuidó.
  • Podría sugerirle que para el bien de ambos lo ideal es que debe abortar.
  • Le pondrá lluvias de pretextos diciéndole que ese hijo no es de él y que lo mejor es terminar la relación.
Leer más...

(San Juan, 9:00 a.m.) Muchas veces decimos la cultura nuestra está muerta, el gobierno nos está destruyendo lo nuestro. Eso es afirmativo, si somos de los que esperamos que el gobierno sea el gestor de todo, pero si somos de los que nos gusta ser entes creativos la historia es otra. En Caguas hay múltiples grupos están haciendo cultura haciendo felices a otros. Entre ellos distinguimos Mujer de Proyectos una Iniciativa de la amiga Irmary Zayas, les contaré mi experiencia en el tercer encuentro del grupo.

El jueves 24 de junio de 2021, Día de San Juan fue una noche espectacular. Tuve la experiencia de escuchar a una gran mujer puertorriqueña, Suzette Baco en su charla, “Seis pasos para el éxito ". Fue espectacular.  Esta actividad fue coordinada por Mujer de Proyectos. Esta iniciativa fomenta un espacio educativo y de apoyo a la mujer. El objetivo del grupo es brindar herramientas para el fortalecimiento de la autoestima y empoderamiento de mujeres.

Leer más...

[Nota Editorial: El Post Antillano se complace en presentar esta entrevista a Carlos Iván Gorrín Peralta, uno de los intelectuales de derecho constitucional más importantes de fines del Siglo 20 y principios del Siglo 21.  Luchador consecuente por la justicia y por la independencia de Puerto Rico.]

Carlos Iván Gorrín Peralta es jurista, docente e investigador en la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico desde 1980, de la que soy egresado (2004). Fue mi profesor, de investigación jurídica y Derecho Constitucional. Gorrín Peralta es egresado del College of Holy Cross (B.A., 1971), de la Universidad de Puerto Rico (J.D., 1974) y de la Harvard University (LL.M., 1985). Don Carlos es un socrático dentro del salón de clases y en la práctica. Tiene a su haber una vida útil dedicada a la política constitucional de su país, Puerto Rico, desde la academia y la vida civil. Es miembro de la Federación Interamericana de Abogadosdesde 1975, entidad que presidió entre el 1994 y el 1995. Gorrín Peralta ha contestado mis preguntas sobre status y descolonización, y todas sus respuestas son para ser compartidas con todos vosotros.

1.1 Wilkins Román Samot (WRS, en adelante) – ¿Es hora de exigir el fin del colonialismo y comenzar una conversación sobre reparaciones económicas? ¿Por qué?

Leer más...

(San Juan, 11:00 a.m.)  Me doy un trago de equilibrio y claridades. El amigo, que atiende, me dice con un dejo de hombre frustrado: Medalla?; y yo con el amor que le tengo a los amigos cuando beben; le digo: tú sabes.  El imberbe se dio cuenta que la vida es como una codorniz: pequeña e inaprensible. Llegan los bebedores, los jodedores, los pendejos y la escorrentía. Es el alma del barrio y su equipaje.  La tarde está lluviosa y el dueño del negocio se siente cómodo en su alacrán de vida. Le pregunto al barman, qué debo.

Es un colmadillo de barrio, sin nombre; no tiene rótulo. El nombre es onomatopéyicamente Héctor. Cavilo, miro en derredor y todos hablan de las estadísticas del Covid-19. El lugar es de machos. Las mujeres entran, compran y salen. Un territorio de sementales. Se sienten con la autoridad que le dan las dos quenepas.

Leer más...

Más artículos...