Es muy conocida la vocación de la administración de turno, así como de otras en el pasado, de reducir la burocracia, de empequeñecer el aparato administrativo estatal para hacerlo “funcionar mejor”. No hay duda de que ése ha sido uno de los iconos más distintivos que el gobierno dirigido por Luis Fortuño Burset ha tenido. Todo, según la visión de ellos, tiene que tender a ser menos en cantidad para alcanzar mayor calidad. En este caso, mientras menos, mejor. La lucha en contra del gigantismo gubernamental ha sido celebrada desde múltiples gradas y hasta ahora, visto desde una perspectiva puramente práctica, no ha resultado ser la bonanza que se prometió ni ha llegado a cumplir con las expectativas de servicios de excelencia. Interesantemente, la reducción va de la mano con las miras futuras de la privatización o de, por lo menos, la cesión de tales instancias a empresas privadas por un término de tiempo a través de aquello que ha sido denominado como Alianzas Público Privadas.

Leer más...

Eduardo Chibás y el maletin de evidencias contra de Aureliano Sanchez Arango. Ministro de Educación y posteriormente fundador de la Triple A.Escribo estas líneas en el contexto de la aparición de tres importantes informes sobre la realidad puertorriqueña. La American Civil Liberties Union hace patente la necesidad de profundizar los procesos de cambio en la Policía de Puerto Rico para combatir la rampante corrupción e impunidad en dicha institución. La Comisión Especial del Colegio de Abogados sobre Fiscalización del Estado Actual de los Derechos Constitucionales, apunta a que el acelerado deterioro del respeto a los derechos civiles en la Isla obedece a la alevosía de una elite gubernamental que medra en los despojos del agotado modelo económico colonial. En el tercero, un consorcio de cuadros de los Departamentos de Economía y Ciencias Políticas del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, identifican el crecimiento de la corrupción como el mayor lastre del desarrollo económico del país. Este último texto es el que se me antoja que ejemplifica mejor el caos en que se ha tornado nuestro sistema político.

Leer más...

En el trajín de los discursos de lo social y político en Puerto Rico hay que comenzar a reconocer que las cosas han cambiado. Por muchos años se había hablado de un inmovilismo de las izquierdas, el cual nos tenía sin dirección política. No obstante, en los últimos años, se han dado una serie de cambios, tanto en la practica social como política, dando paso a la emergencia de una serie de proyectos políticos novedosos, genuinos y sobre todo simpáticos a la población indecisa en cuanto a los partidos políticos de mayoría.

Leer más...

El Frente Amplio de Puerto Rico, una organización a la cual pertenecen tres partidos no-tradicionales y un movimiento ideológico, expresaron su repudio a la consulta popular del mes que viene que propondría eliminar el derecho absoluto a la fianza y diezmar el número de representantes y senadores con el supuesto propósito de crear una legislatura más responsiva y responsable.

Leer más...

No se como les va a los otros en el resto del Caribe, pero en Puerto Rico se cuaja algo inusual: la posibilidad de que se establezcan diálogos inter-organizaciones políticas, lo cual puede redundar en algún tipo de accionar político particular a partir de los puntos de encuentros, y no los de desencuentros.

Leer más...

Más artículos...