En Alabama a las 12 del día
con una rubia yo me casé

Ismael Rivera

Si alguien conoce la canción de Ismael Rivera [1966]  sabe dos asuntos:  por un lado que grabó dicha canción junto al maestro Rafael Cortijo y su Combo, luego de haber cumplido cárcel en Kentucky; y que la canción tiene que ver muy poco con venerar a la mujer  blanca en el duro sur americano.  Por el contrario, la canción es puro sarcasmo, toda vez que de lo que habla Ismael Rivera es que trató de entrar al cielo [como un hombre negro] y no le dieron acceso; le pide una oportunidad a San Pedro, y le explica que con una mujer rubia [blanca] se casó, y se “limpió”.

Para entender a los EE.UU., y en particular lo que pasó el 6 de enero en el Capitolio, uno tiene que entender la división que por 200 años ha vivido dicho país entre la cultura del norte [blancos liberales, sector industrial y seguidores inicialmente del Partido Republicano y a partir de 1930 del Partido Demócrata] vis a vis la cultura del sur [blancos conservadores, radicales, sectores agrícolas y rurales, y seguidores del Partido Demócrata inicialmente y a partir del 1912 del Partido Republicano].  No solo ya libraron una guerra civil [1861 a 1865], pero lo mejor es que al día de hoy, han hecho todo lo posible por destruirse y destruir la cultura del otro.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.) No hay razón para que la izquierda, el independentismo y la derecha boricua apoyen la repuesta que el Partido demócrata y los liberales de los EE.UU., han tenido a los sucesos del miércoles 6 de enero en el Capitolio federal. La respuesta de la derecha y liberales en los EE.UU. ha sido promover un régimen de terror, de censura y sobre todo de “limpieza” de todo lo que no coincida con ellos. En otras palabras, la respuesta de estos es igual o peor que los cuatro años de la presidencia de Donald Trump. La pregunta, es porque nos adherimos a la posición de ellos.  Es patético.

Lo primero que hemos validado en este momento es que el mundo privado controla nuestros derechos civiles. Por lo tanto, hemos aplaudido sin ser críticos, que las redes sociales, las cuales son simplemente de los mil millonarios del mundo, determinen que ideas son validas o no.  Patético.  Es decir, promovemos la censura a partir de los ricos, de los poderosos y de los que controlan la información que circula hoy en la humanidad. Me tengo que oponer.  Prefiero escuchar lo que Donald Trump tenga que decir, a permitir que Mark Zuckerberg determine que ideas el autoriza o no autoriza. De igual forma me opongo a que Michelle Obama, determine censurar a quien, en el mundo de lo privado.

Leer más...

(Montevideo, 10:00 a.m.) Corren los primeros días de enero y los mensajes de salutación y buenos deseos para el año que comienza continúan llegando. A nadie sorprende ya una frase que se repite: por fin se fue el 2020, seguramente el 2021 será mejor.

Nadie puede dudar que el 2020 será recordado como el año de la pandemia, el que nos tocó vivir mucho tiempo encerrados, haciendo teletrabajo, con recortes económicos, con falta de abrazos y contacto físico en general con nuestros amigos y familiares, también fue el año que fallecieron muchos de nuestros referentes políticos, sociales y de la vida en general. Un año de muchas pérdidas afectivas para todos.

También fue un año de aprendizajes, de reinventarnos día a día, y para muchos fue de concreciones políticas, sociales y/o económicas, porque en toda crisis surgen oportunidades que son aprovechadas por personas o sectores.

En el área de la comunicación política hubo que adaptar varios manuales, sobre todo los referidos a campañas electorales, ya que, a modo de ejemplo, la pandemia no permitió concretar los antiguos planes de movilización, aquellos que ponían cara a cara a nuestro candidato y militantes con la ciudadanía, mientras que los mítines y encuentros se vieron también muy reducidos. La pandemia nos obligó a hacer otras campañas, a utilizar otros métodos para hacer llegar el mensaje político a los votantes.

Leer más...

(San Juan, 9:00 a.m.)  Hoy inicia la semana, la primera del año.  El pasado domingo ya los mandatarios electos, tanto el gobernador, como la legislatura, así como las personas a ocular puestos en los municipios, entraron en función.  Estamos ante el inicio de la tercera década del Siglo 21, y sobre todo en la apertura del quinto gobierno electo desde que comenzó este milenio.

¿Qué es lo nuevo?  Posiblemente lo único nuevo es que tenemos una legislatura diversa, en la cual varios partidos promueven la estadidad, otros se oponen y algunos no asumen posición.  Es un proceso interesante y novel, pero donde, y como diría ya hace más década, René Pérez, “se vale to’”. En particular, para alcanzar la independencia de Puerto Rico y negar el proceso de anexión de Puerto Rico a los EE.UU.

Pese a todo, el Partido Nuevo Progresista (PNP) que hoy revalida en las elecciones, tiene un agenda muy clara para impulsar tanto en Puerto Rico como en los EE.UU. la anexión total de la isla a la federación americana.  Ahora tendrán que surgir múltiples movimientos en oposición a lo que parece ser un fuerza muy fuerte y apabullante que viene tanto de Puerto Rico como de los EE.UU. en cuanto a este proyecto se refiere.

Leer más...

Hagamos hoy un ejercicio:  vamos a poner fotos en Facebook, Twitter e Instagram, entre otras redes sociales y convoquemos a la independencia de Puerto Rico, “por todos los medios o métodos posibles”.  Veamos cómo nos responden los propietarios de dichas redes sociales, quienes hoy han determinado que publican y que censuran, de forma temporera o permanente. Finalmente, lo que Phillip K Dick visualizó en su literatura de ciencia ficción en la década de 1960, hoy se hace realidad. El capital corporativo mediático de información se ha constituido en el estado soberano global.

Leer más...

(San Juan, 9:00 a.m.) Cuando el gobierno de Washington, tomó control de Puerto Rico, en el 1898, por 31 años prohibieron o no permitieron celebrar el tradicional Día de Reyes.  Esto fue así hasta el 1931, cuando se revirtió la política administrativa de dicho gobierno colonial.  Lo interesante es que en el día de ayer, los políticos de turno de Puerto Rico, desde Pedro Pierluisi hasta Jennifer González, reclamaron que los eventos acaecidos en el Congreso federal, constituyen una violación a la democracia americana.  Nos preguntamos, ¿democracia para quién? 

La relación colonial entre los EE.UU. y Puerto Rico es la más dictatorial y opresiva que podamos pensar.  Por lo tanto, rendirle culto a la tradición democrática de los EE.UU., es hacerlo desde la ingenuidad o la ignorancia. Pero no puede ser a partir de un tratamiento racional.  En particular, cuando en el último capítulo colonial, ya sea por vía de la Junta de Supervisión Fiscal (del 2016) o por vía de la decisión de la Corte Suprema de los EE.UU. en el caso de Aurelius (de 2020), lo que uno tiene y recibe es una relación de dominación colonial que es tan perversa por parte de ellos, como pervertida para con nosotros.  Es una relación terrible.

En el día de ayer, un sector del pueblo americano, blancos, de derecha y partidarios del presidente Donald Trump, invadieron el Congreso federal.  Es curioso que tanto la prensa corporativa de dicho país así como la oposición política de la propia derecha, llamó al evento un acto de “insurrección”.  La pregunta que uno se hace es si defender la “democracia americana” o “defender una insurrección popular”.  No nos olvidemos que la última vez que Puerto Rico vivió una insurrección fue en el 1950, con la intentona del Partido Nacionalista de tomar control de varios municipios y puntos estratégicos del país.  Las insurrecciones son el momento anterior a una guerra civil o una revolución.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.)  Pedro Pierluisi, el gobernador electo y juramentado el pasado sábado, nos ha devuelto la normalidad.  Puro sarcasmo, pero nos ha devuelvo la normalidad.  Que nadie tenga dudas, que la vida en la colonial, luego del pasado cuatrienio tormentoso, comienza a regresar a su punto cero.  Si algo es cierto, es que el capital, el Partido Nuevo Progresista, y también la oposición desean que se vuelva al estado de normalidad “aparente” que se vive en la colonia.

En este sentido, la noticia del día es que la Corte Suprema de los EE.UU. ha de discutir esta semana, si los boricuas tienen derecho al beneficio suplementario del Seguro Social federal.  Es algo cómico, pero en el imaginario colonial, nadie, ni de derechas ni de izquierda, se oponen a los beneficios que ofrece Washington. Menos aun cuando se justifican que los hemos pagado [similar oportunidad no tuvieron otros países post coloniales, que renunciaron a dichos beneficios históricos. Pienso en Zimbabue].

Leer más...

La Plaza de la Democracia, frente al Capitolio, ayer fue el escenario para que el gobernador electo, Pedro R. Pierluisi, tomara posesión de su cargo y en su mensaje resaltó que necesita que Dios le dé “la sabiduría que necesito para guiar a Puerto Rico”.

A las 10:43 de la mañana, Pierluisi hizo su entrada a la explanada de la ceremonia y se ubicó junto a su padre, don Jorge Pierluisi Díaz.

Raúl Márquez Hernández, secretario de Estado saliente, encabezó los actos protocolares, y luego dio paso al nuevo secretario, Larry Seilhamer Rodríguez, quien dirigió la ceremonia.

Luego de que a las 11:41 AM la presidenta del Tribunal Supremo, Maite Oronoz Rodríguez, volviese a tomar la juramentación de Pierluisi, acompañado de su padre (quien portaba la biblia), el gobernador se dirigió a los presentes.

Poco antes de emitir su primer mensaje como el duodécimo gobernador de Puerto Rico, cuatro cañones custodiados por militares de la Guardia Nacional ubicados en uno de los extremos del Capitolio emitieron los tradicionales cañonazos de la toma de posesión.

Leer más...

Más artículos...