El Feng Shui nació del Taoísmo y está íntimamente vinculado a esta práctica, su nombre significa literalmente Viento y Agua, elementos fundamentales de la energía vital. Originalmente era una forma de conocimiento que estudiaba los cambios que ocurren en la naturaleza, el clima y los astros. Los orígenes del feng shui varían según las fuentes. Por un lado toma la simbología del I Ching (o libro de los cambios). Por otro, incorpora los cinco elementos (wu xing).

Hace más o menos 7.000 años, el Feng Shui era una tradición oral, solo conocido por los miembros de la clase imperial china, existiendo únicamente la Escuela de las formas. No fue sino hasta el siglo IX d.C. cuando este arte se dio a conocer en forma abierta a través de diferentes Escuelas de Feng Shui. Aunque originario de China, el Feng Shui se difundió a occidente desde Hong Kong y Taiwán, ciudades reconocidas como las capitales mundiales del Feng Shui.

Su origen fue la observación y el sentido común; lo que se sabe de sus inicios está basado sobre leyendas y folclor, ya que no existen escritos históricos conocidos. Los cambios de la naturaleza, ciclos y movimientos de las estrellas establecieron las primeras bases.

Leer más...

Es indudable que los conflictos de parejas, son al igual que el bienestar físico, la problemática más común de un gran número de personas. Sentirse amado, comprendido, escuchado, protegido y mimado por nuestras parejas no siempre resulta fácil de lograr.

Leer más...

Es el único signo del Zodíaco relacionado con un objeto inanimado. En la mitología babilónica, representaba el juicio final de vivos y muertos en el que el dios Zibanitú pesaba las almas en una balanza. En el panteón religioso egipcio el dios Thot ( El ibis sagrado), hacía lo mismo. La justicia griega lo utilizaba para indicar equidad. En la antigüedad sólo se conocían once signos zodiacales.

Leer más...

Más artículos...