Entonces, el hombre triste ante el no de la margarita, recordó también la espina de la rosa, y sonriendo fue dando saltos de esperanza hasta llegar al árbol de la maga para enamorarla. Su tronco fuerte, pensaba, podría ser la base estable del gran amor  que tanto, tanto quería. (agosto-2017)

Leer más...

En un abrir y cerrar de ojos, nos cayeron los años encima, como un copioso aguacero de mayo. No tuvimos tiempo para mantener abierta, la sombrilla de la juventud.

Leer más...

Entonces, el hombre triste ante el no de la margarita, recordó también la espina de la rosa, y sonriendo fue dando saltos de esperanza hasta llegar al árbol de la maga para enamorarla. Su tronco fuerte, pensaba, podría ser la base estable del gran amor  que tanto, tanto quería. (agosto-2017)

Leer más...

En la madrugada, el eco de los sueños puede tornarse en graznido de cuervos. Lucas se revuelca en la cama. Los gritos del infernal pajarraco devoran sus recuerdos. Comienza a rendirse esperando por su novia María, que permanece en la capital terminando su tesis.  Los sueños de ella compiten con los de Lucas, quien teme a la soledad en tal extremo, que su mente comienza a filtrarse a través de pequeños rotos, rellenándose de interferencias y silencios. A María le queda un mes para presentar la tesis, pero le envía cada noche un mensaje de amor y alguna anécdota. Él responde enamorado junto a largos mensajes recomendándole libros, pero sus palabras se reducen paulatinamente.

Leer más...

Más artículos...