Ese era el nombre de la gata que llegó a la casona familiar hace cincuenta años. Un animal sigiloso, de colores brillantes y ojos verdes. Mi abuelo se encariñó con ella a tal extremo que olvidó que, a mi abuela, no le gustaban los gatos. Él, una vez llegaba de trabajar, se daba un baño, cambiaba de ropa y salía a llamarla. Su voz resuena en mis oídos al unísono cuando repetía: Mifufa, Mifufa, Mifufa. La gata sabía que era la hora de alimentarla. Llegaba cabizbaja al encuentro, con una humildad cuasi humana. Yo la miraba desde la puerta de la cocina, pero no me acercaba, porque como ya dije, a mi abuela los felinos no le atraían.

Leer más...

El nuevo libro de cuentos de Lourdes Vázquez titulado Los orígenes de lo eterno y así las cosas publicado en Madrid en la editorial española Verbum, Colección Narrativa,  este pasado año pandémico de 2020, es una ficción que trabaja con la verdad “para construir un discurso que no es ni verdadero ni falso”, como reza el epígrafe de Ricardo Piglia que abre el volumen.  Dividido en dos partes: 1- diez cuentos (“Laura, My Love”; “Sarajevo”; “La redondez de la vida”; Lilliput”; “1944: Año del mono”; “Baby Parts”; “María La O, todo se acabó”; “Susan Walker Lost at Sea”; “El ojo del jardinero”; “Mi ciudadela”) y 2- una crónica/historia, “The Tango Files”; comprende once textos donde el discurso literario se contamina, en el buen sentido de la palabra, con el discurso histórico siendo ambos elaboraciones ficticias de la narradora, pero todo basado en una realidad posible e imposible.

Leer más...

 Conversaciones con Aurelia del escritor Daniel Torres presenta a través de sus personajes la variedad y complejidad del demi monde queer. La pluralidad sexual masculina encarnada en once personajes —intérpretes, los llama el autor— se refracta en gamas y grados; desde la draga consumada hasta el “macho original”. Es un palimpsesto de preferencias sexuales que rectifica con seriedad y humor la sexualidad heteronormativa masculina.

Leer más...

“El hambre es violencia. Es una jauría de perros salvajes

que todos los años devora a tres millones de niños.

El aborto clandestino es violencia. Es una jauría de perros salvajes

que todos los años devora setenta mil mujeres.

La pederastia es violencia. Es una jauría de perros salvajes

que todos los años devora a miles de niños.

Eddie

Leer más...

Hobbes proponía un estado fuerte para ordenar una sociedad carnívora.

José Pablo Feinman

 

El sabor del poema, el saber que demanda entonces

es un saber abierto, no a la comunicación de un

mensaje verificable, sino abierto a experimentar

una dimensión alterna que amenace ‘nuestra

casa sensorial’ o, si prefieren, nuestras casillas.”

Juan Carlos Quintero-Herencia

 

Por ello escribir sobre cocina es la gran ficción.

Rafael Acevedo

 

Leer más...

El propio Sostre reconoce esta investigación [de Boricua Jazz]

como un proyecto de vida que revisará aproximadamente

cada dos años, según trasciendan el género y sus exponentes

en nuestro país y fuera también.

Anilyn Díaz Hernández

 

El jazz es la música clásica africana […] afirma

doña Ana […] no pude evitar pensar por un momento

en los ignorantes que creen que es ‘música de blanquitos” […]

Carmelo Ruiz

 

Batacumbele, réplica puertorriqueña de Irakere […]

 se preocupa por manifestar las raíces afropuertorriqueñas

de la música de la isla y por mezclarlas con el jazz.

Luc Delannoy

Leer más...

El perro, si es que así le podemos llamar a su nave espacial, lo llevó allí siguiendo el rastro de las momias. Urlo, como no encontraba epitafios ni encima, ni cerca de los sarcófagos, los consideró dioses y acercó su ojo arqueológico para conocerlos desde la memoria de sus células.

Sus colores eran significativos porque habían conseguido matar a un tal Diablo, y esta parecía ser la causa del privilegio para su descanso eterno entre las estrellas. Las momias comenzaban a revelarle que habían sido objeto de intentos de silencio tales como persecuciones y aislamientos, pero la condena a muerte después de la muerte por el exilio espacial era más segura, según las autoridades. La momia I-9R8-I-7 contenía múltiples cintillos de identificadores ajenos e integrados en su ADN cerebral. Por ejemplo, el de un hombre llamado Jacobo que destacaba por su insistente y amplia visión de un mundo sin dinero, sin usura, sin comercio. Urlo intentaba comprender estos conceptos muy ajenos a él, por lo que decidió dedicarle más tiempo de su visita al asteroide de las momias espaciales.

La reactivación racional alegaba que, como consecuencia del asesinato del Divisor, las autoridades se habían visto forzadas a actuar de dos maneras: Primero creando, a corto plazo, otros agentes mediáticos que los ayudaran a someter a los que dudaban de la inevitable posdecadencia del pensamiento humano; y, en segundo lugar, acelerando la construcción de mausoleos asteroidales para eliminar los de la faz de la Tierra ya que habían dejado al mundo con un Dios sin propósito aparente. El Uniestado invirtió dos lustros de su inteligencia militar para alejar toda posible réplica de ADN de los condenados. Los humanos estaban divididos en sus opiniones al respecto, pero la mayoría deseaba que se los expulsara del planeta.

La propagación de una estructura de evolución constante hacia la paz, con tecnolaberintos de espiralado crecimiento, había sido el generoso plan de los proscritos. Urlo percibió, entonces, que aquellas momias no eran dioses, sino seres cercanos a la música emergente del universo; personajes mesiánicos sin la capacidad de una resurrección; en fin, casos de anomalías dentro de un patrón genético estático; y, se las llevó consigo para su colección de mundos prescindibles, extraños, recusables.

Eva Laura 

Leer más...

Más artículos...