Cortijo es el título de la nueva novela publicada por el laureado escritor Daniel Nina. Es una novela histórico-psicológica sobre el padre de la música popular, Rafael Cortijo Verdejo. Con esta obra, Nina concluye su proyecto para reescribir la historia nacional por vía de la música popular del género salsa. Las otras obras que integran la serie son Rompe Saragüey (2016) sobre el vocalista Héctor Lavoe; El nazareno (2017) que nos transporta en un viaje místico a través de la figura del inolvidable Ismael Rivera; Hojas blancas (2018) un acercamiento genial a la figura del sonero Andy Montañez y La calle linda (2019) que nos trae a la contemporaneidad a través del cantante Pirulo (Francisco Rosado Rosario).

Cortijo cuenta con ocho capítulos, un prólogo, un epílogo y una bibliografía en 203 páginas. Es una publicación de Pasillos del Sur Editores y fue impresa en Artes Gráficas, la imprenta de la Universidad de Puerto Rico en Humacao.

Nina, maestro del lenguaje, juega con el lector utilizando artilugios lingüísticos que capturan su atención y lo obligan a continuar compenetrándose con Cortijo y los múltiples personajes que el autor integra en la azarosa existencia del padre de la música popular.

El autor nos presenta un Cortijo humano. Retrata la conflictiva sociedad puertorriqueña de la década de 1950. Nos trae a colación la multiplicidad de conflictos humanos que enfrentaba un hombre negro en una sociedad que busca definirlo sin tomar en consideración su perspectiva personal. Expone los temas raciales, las relaciones entre las clases sociales, la convivencia entre parejas con diferencias en trasfondos étnico-sociales y la persecución política de los independentistas.

La libertad es una temática que encontramos a través de toda la obra. Cortijo, hombre negro que busca ser libre, sentirse libre, expandirse en la inmensidad de la libertad. Como bien dice Nina en la conclusión de la página 198, “Como hombre libre que había nacido, en la muerte también seguía siendo un hombre libre”.

Leer más...

“Honraré la Navidad en mi corazón y trataré de mantenerla todo el año”. Charles Dickens
(Managua, 12:00 p.m.) El suspiro navideño se siente y se vive en pleno esplendor, diciembre es homenajeado por todos y en todos lados, ¡Qué bello sería el mundo! que cada minuto de respiración, viviésemos con aroma a Navidad, donde la familia se reúne a celebrar esta fecha tan esperada y especial, no tanto por lo que se recibe o se regala, sino por las persistentes muestras de afecto de desemejantes maneras donde se apodera el amor, unidad y solidaridad.
Profusas familias para diciembre tienen la costumbre de ataviar la casa por dentro y por fuera, sin duda le da singular resonancia de elegancia a cualquier casa u oficina, también se adornan iglesias; parques, plazas y rotondas, con los tradicionales árboles gigantes coloridos y deslumbrantes que todas las noches desbordan el más hechicero sentimiento que podemos sentir (alegría).
Nuestro espíritu en toda época debe brillar como el cielo con sus multitudes de estrellas que desde la Tierra podemos observar su enorme brillantez, así como se adereza todo lo antes mencionado, adornemos nuestro corazón de cualidades que merezcan felicidades, auxiliémonos de pensamientos positivos, que nuestra mirada transmita diariamente entusiasmo a quien a diario miramos. Metafóricamente, ese árbol navideño es nuestra figura, y todas esas decoraciones que se le hacen, que sean nuestros sentimientos.
El ser humano siempre aprende, entonces aprendamos a mejorar nuestra forma de ser e investiguémonos nosotros mismos en qué fallamos y seguro viviremos con decorado regocijo mejor que ese árbol artificial, que cada año se debe cambiar. No hay mejor fiesta que compartir una deliciosa cena acompañada de una sobremesa de reflexión. “Feliz Navidad a todos los que comparten el deseo de un mundo mejor lleno de paz y esperanza”. Diciembre es motivo de gala y declaración de unidad, vivamos todos los días como si fuese Navidad en toda la humanidad, y en todos sus gremios está la obligación del cambio. Seamos conscientes de que el sentido de nuestro existir es vivir y saber que todos necesitamos de todos.
 
Brillo navideño
 
Diciembre brillo navideño,
el esplendor del jolgorio
es notorio en nuestro entorno,
el color de la Navidad y fin de año,
se desplaza  en línea de magna exuberancia.
El tiempo viaja con excesiva velocidad,
asombrosamente  otro año nos dice adiós,
otro año se despide y con él también
debemos permitir que viajen
nuestras preocupaciones.
 
Los gratos momentos que hemos
vivido  en todo este año,
deben ser estrellas brillantes
que iluminen siempre nuestro presente.
Navidad, contagio universal
de divinos sentimientos,
procuremos de vivir cultivando,
los magníficos sentimientos
que nos hacen respirar gracia infinita.
 
El aire navideño siempre llega
acompañado de exquisito aroma,
siempre se presenta con elegante
seducción, vivamos eternamente
con ese espíritu inspirador.
Que el rostro de la Navidad nos,
sonría siempre, que el encanto
de su mirada se quede tatuada
en nuestro corazón y que el fervor,
de su color nos abrigue singularmente,
que la alegría, paz y libertad nos acompañen
por siempre con belleza ilimitada.
 
Ahoguémonos  en el océano
de dicha que se vive en Navidad,
perdámonos de amor,
alegría e inspiración en el jardín
encantado de Navidad y fin de Año.
 

(San Juan, 1:00 p.m.)  Hoy celebramos el dia nacional de la bandera de Puerto Rico.  Un 22 de diciembre de 1895, la sección Puerto Rico del Partido Revolucionario de Cuba, adoptó la bandera como representativa de nuestra nación, mientras la otra ala del mismo pájaro, hacia lo propio con su bandera.  Puerto Rico y Cuba han estado hermanadas por lo pronto a partir del acto simbólico de su bandera.
Dentro de esta conspiración y confabulación caribeña, el origen de nuestra bandera data del Grito de Lares y la cosmovisión que le impuso el padre de la Patria, Ramón Emeterio Betances. Por lo tanto, lo que comenzó casi a mediados del Siglo 19, terminó unos años previo a la invasión americana a la isla.
Hoy, la celebramos.  Múltiples canciones, actos heroicos, y sobre todo mucha esperanza, se ha plasmado a partir de esta, nuestra bandera. Es momento de celebrarla y usarla como nuestro símbolo de esperanza para un mejor pais, un mejor futuro, una mejor nacion boricua.
El Poeta Nacional, William Pérez Vega nos comparte uno de sus poemas sobre nuestra bandera

Mi Bandera
Cinco franjas y una estrella
un triángulo celestial
son la consigna y señal
de mi tierra esclava y bella,
las franjas, camino y huella
de sangre y de libertad
el azul, la inmensidad
en pos de la luminaria
que es la estrella libertaria
que sigue la humanidad

Raquel Salas Rivera (Mayagüez, Puerto Rico, 1985-), poeta, traductor, editor, ensayista, crítico literario, docente e investigador, se graduó de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez (B.A., Literatura Comparada, 2012). Prosiguió estudios graduados en la Universidad de Pensilvania, de donde obtuvo su Maestría (M.A., 2015) y su Doctorado en Literatura Comparada y Teoría Literaria (Ph.D., 2019). Tiene a su haber unos seis libros publicados, unas nueve contribuciones particulares en otros libros colectivos, unos dieciséis poemas publicados en antologías, por esas de dar una idea de su amplia hoja de trabajo creativo. Parte de su poesía ha sido traducida al alemán y al portugués. Entre el 2018 y el 2019 fue Poeta Laureado de la ciudad de Filadelfia, y, entre otros premios y reconocimientos literarios, en el 2018 obtuvo por su tercer libro, lo terciario, el Premio Literario Lambda que se concede a una obra de poesía transgénero. Raquel me ha dado respuesta a unas preguntas que me enorgullece nos haya contestado. Son todas para ser compartidas con vosotros.

1.1 Wilkins Román Samot (WRS, en adelante) – Hace algún tiempo, tuvisteis el privilegio de ser el Poeta Laureado de la ciudad de Filadelfia (2018-2019). Recién, también en el 2019 completasteis vuestro doctorado en Literatura Comparada y Teoría Literaria. Para ese mismo tiempo, publicasteis lo terciario. ¿De qué trata o tratas en lo terciario y cómo recorres entre la literatura y la realidad o no ficción?

1.2 Raquel Salas Rivera (RSR, en adelante) – lo terciario es un texto que toma como intertexto la traducción que realizó Pedro Scarón de Das Kapital de Marx para Siglo XXI Editores. Por muchos años, esta traducción fue clave para la izquierda en Puerto Rico. Recuerdo las ediciones en colores bonitos colocadas en los anaqueles de mis padres. Muy cuir.

Mi poemario recalca que la división entre lo íntimo-privado y lo político-público nunca ha existido y que, de hecho, el clandestinaje y las formaciones de cuadro toman como modelo la familia nuclear y exigen que ciertos sujetos marginados se sacrifiquen por los asuntos primarios (la revolución, la independencia y la gran familia puertorriqueña) y que, de esta forma, se perpetúan las estructuras coloniales que acompañan al colonialismo (el racismo, el sexismo, la homofobia y la transfobia).

Leer más...

(San Juan, 9:00 a.m.) En 1960 el director Antonio Vázquez Gallo me contrató para hacer Romeo y Julieta en el teatro Auditorium (ahora Amadeo Roldán) de La Habana. Jorge Félix interpretó a Romeo con Martita del Río haciendo el personaje de Julieta. A mí me encargó el personaje del Conde Paris, el rival de Romeo por el amor de Julieta. En el elenco figuraba Santiago García Ortega como Fray Lorenzo.
Como yo sólo tenía 20 años y me veía más joven de lo que se suponía que fuera el Conde Paris, me pusieron una barba. Yo tenía muy poca experiencia como actor así que me asustaba la encomienda y a menudo le pedía a Vázquez Gallo que me redujera la participación. El se reía y me decía que yo era el primer actor que le había hecho una petición como ésa.
Tuve que coger clases de esgrima para la batalla con Romeo en el cementerio. Cuando llegó el ensayo general, nos dieron unos sables pesadísimos, que eran más difíciles de manejar que los floretes con que yo había aprendido esgrima. Como Jorge Félix era más corpulento que yo, medía 6 pies y 3 pulgadas, yo le pedía que tuviera cuidado en la pelea pues un golpe con ese sable podía causarme mucho dolor. Una noche Jorge se cuidó tanto al darme la estocada que me hería de muerte que su sable pasó bastante distante de mí, lo que causó risas en los que estaban en las primeras filas que se dieron cuenta por lo cercanos que estaban.
Como Vázquez Gallo me había complacido en reducir mi participación, yo tenía mucho tiempo libre entre escenas y en medio de la obra salía del teatro con mi barba y mi atuendo de la Verona de Shakespeare, cruzaba la calle y me iba a comer un helado en el popular restaurant El Carmelo que estaba frente al teatro. Se imaginarán el asombro de los comensales de El Carmelo cuando me veían en esa facha.
Me relajaba tanto cuando Romeo me mataba en el duelo en el cementerio que una noche estando tirado en el piso me quedé dormido y cuando terminó la obra y llegó el momento de los saludos, Santiago García Ortega, a quien le tocaba saludar a mi lado, se inclinó y me haló de la mano para que despertara y me parara para el saludo.
Cuando meses después Vázquez Gallo presentó la obra en el Teleteatro de CMQ Tv, Jorge Félix se había ido a Venezuela y fue reemplazado por Pepe San Marty. En esa ocasión el director consideró que yo no necesitaba usar la barba así que en dos fotos, una posando con mi atuendo y la otra en el momento en que Romeo me hería de muerte, hago el Paris sin barba.

(San Juan, 9:00 a.m.) La bandera nacional es un símbolo patrio que aviva el amor a un país. Saber cómo surge, y porque nació dice mucho de las esperanzas y anhelos de sus habitantes.

Nuestra bandera nació de la lucha y ansias por alcanzar poderes y libertades, por reafirmarnos como país independiente. Nació en 1895 en medio de una controversia amistosa, pero enérgica donde primaba más que los egos, la devoción por está patria nuestra.

 La concibieron puertorriqueños desterrados por sus ideas y luchas contra España que fueron a parar a Nueva York. Ya que en Puerto Rico se hacía sumamente difícil hacer reuniones sobre ese tema.

Fueron patriotas que buscaban por encima de rivalidades la unidad entre todos, para llegar a un consenso. Y lo lograron. Porque una bandera también representa la unidad que da la fuerza para defender a un país

 En el tomo V de las obras completas de Lola Tió, descubrimos que, en su hogar en La Habana, que era entonces visita obligada por infinidad de puertorriqueños que discutían y buscaban orientación sobre diversos temas. el temas predominante fue darle vida a crear, escoger y aceptar una bandera para Puerto Rico 

.  Lola había escrito el himno revolucionario no iba a quedarse al margen de tema tan principal y significativo para Puerto Rico, himno que impacto también de forma dramática su vida personal.

 Lola entonces llevo a cabo una intensa campaña y persuadió a muchos puertorriqueños con su presentación de la conveniencia de adoptar la bandera mono estrellada, en lugar de la de Lares, asunto que también había discutido con Pachin Marín  

 Aunque Lola era íntima amiga y pariente del Dr. Emeterio Betances, descarto la bandera de Lares diseñada por Betances, por haber representado está un golpe frustrado. Y como Cuba y Puerto Rico estaban unidos en sus esfuerzos políticos, lo más indicado según Lola, era adoptar la misma bandera de Cuba, pero con los colores invertidos. Dicha opinión tubo buena acogida desde el principio

“Es el 22 de dic de 1895, en Asamblea General del Club Borinquen, de la cual Lola fue miembro, uno del sobreviviente del Grito de Lares, Juan de Mata Terreforte, defensor de que se retomara la bandera de Lares, luego de ser derrotada su proposición de que se adoptara la bandera del Grito de Lares, fue él que propuso la bandera mono estrellada y así se adoptó” según él, por Sugerencia de Pachin Marín en carta a él desde Jamaica.  

Leer más...

Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes”. Isaac Newton

(Managua, 1:00 p.m.) El escritor y poeta nicaragüense Fabio Mendoza Obando, me ha concedido el honor de escribir el prólogo de su poemario; Huellas perpetuas de inmigrante, con mucho gusto lo comparto, este contenido ha sido inspirado en todos los inmigrantes del mundo y es dedicado para todos los que han sido inmigrantes, somos inmigrantes y para los que serán inmigrantes.

   El éxodo de la humanidad siempre ha existido y para siempre existirá. Emigra el negro, el blanco, el joven, el adulto, el hombre, la mujer, el religioso, el político, el ateo, el campesino, el artista y el intelectual, sin importar desde qué punto cardinal se esté. Todo ser humano sobre la faz de la tierra puede verse obligado, por innumerables razones, a emigrar en el momento menos esperado de su vida. Las personas que emigran pueden convertirse para su familia en héroes y absolutos emprendedores, pues la decisión de salir de su patria, nada fácil para el que se va, puede provocar admiración y valentía en otros. Viajar al extranjero sin saber cuándo se retornará, produce un sinnúmero de emociones encontradas; pero la nostalgia y la melancolía son las que más pesan a quien tiene que vivir lejos de la tierra que lo vio nacer.

   Huellas perpetuas de un inmigrante es un poemario del escritor y poeta nicaragüense Fabio Mendoza Obando, radicado en Costa Rica. Desde su lugar como emigrante, entre lágrimas y pesadumbre, ha escrito un libro inspirado en la migración: tema histórico, muy sensible y hoy más que nunca actual. En estos versos de profundo acento patriótico- migratorio, el poeta narra la remembranza que se siente cuando se ha tomado la difícil decisión de viajar a otro país. Su cántico poético representa un himno universal para la comunidad migrante internacional, pero especialmente es un canto para los nicaragüenses que radicamos en Costa Rica. 

   Estos poemas han sido escrito, desde lo vivido, para el inmigrante universal. Los migrantes somos seres mortales con sentimientos, que luchamos todos los días con ímpetu por lograr nuestros sueños lo más temprano posible. De estas composiciones todos aprenderemos; los inmigrantes aprendemos a no olvidarnos de nuestra cultura, tradiciones, gastronomía y símbolos patrios. Los nacionales aprenderán a no menospreciar al extranjero, nunca desprecies a nadie, sea quien sea, sea donde sea y sea como sea, porque no sabrás si mañana tú o tus descendientes estarán sufriendo en un país lejano. Es fundamental que aprendamos a convivir y compartir cultura y arte entre todos. Sin duda, Estados Unidos de Norteamérica, considerada la máxima potencia del mundo, es, gracias a los inmigrantes de todo el planeta, una nación tan poderosa.

   Cada uno de estos poemas trasmite el contenido que la mayoría de los nicaragüenses hemos vivido desde el momento en que decidimos dejar nuestro precioso país para viajar al sur. Todos los inmigrantes nos sentiremos identificados e inclusive habrán lectores expatriados que dirán lo siguiente: “en este libro, el poeta ha descrito lo que yo he vivido desde el momento en que me convertí en errante y nómada”. La gran mayoría de los que hemos viajado al extranjero para establecernos en otra Nación, no lo hemos hecho por gusto, sino porque hemos deseado salir adelante, aunque nos duela en el alma dejar indefinidamente a nuestra familia. Sabemos perfectamente el riesgo que implica vivir en un país donde todo es diferente al nuestro. Cito unos versos del poema titulado, Nicaragua, en los que el autor manifiesta que nunca olvidará su Patria y su amor  por ella estará presente en cada palpitación de su corazón: 

… te recordaré

bajo el frío de otro cielo.

 

   ¿A quién está dirigido el mensaje de esta obra? Está dirigido a toda la ciudadanía, incluyendo a los líderes políticos, causantes principales de que cada vez sean más los que abandonen su tierra natal. Asimismo, está dirigido a los habitantes que manifiestan xenofobia, es decir, odio y prejuicios contra los extranjeros, tanto en la cotidianidad como en las redes cibernéticas. En el bellísimo poema titulado Para siempre, el poeta nos invita a unirnos sin importar nacionalidad, y cito:

celebremos

que somos dueños del mismo sueño

de fecundo espíritu fraterno y  vigores despiertos.

 

   El contenido de este libro se caracteriza por su elevado patriotismo, para mí de lo mejor que se ha escrito en poesía de esta temática. Muchos inmigrantes a veces “olvidan” el nombre de su país. Insto, igual que el poeta a que nunca, pero nunca, por muy lejos que se esté del terruño, debemos olvidarnos de nuestra patria. Siempre debemos sentirnos dignamente orgullosos de donde hemos nacido. Para quien niega la patria, también hay poemas dedicados en este libro. Comparto un fragmento del poema Cuando se niega la Patria

Niegas

la  Patria

estás dejando de existir.

Niegas

la Patria

estás quitando el azul  del Cielo.

 

   Unamos fuerzas, conocimientos e ideas y todos seremos exitosos como ciudadanos humanistas. Seamos partícipes de la unión, empecemos por respetarnos y valorarnos. De los líderes políticos falsos e ineptos, no esperemos resultados positivos para el desarrollo de la Patria, ellos son la mala semilla, los que han propiciado la división entre nosotros

Estos versos, sin duda, te ayudarán a reflexionar y a valorar más a las personas, seas nacional o extranjero. Recuerda que eres mortal, con incontables virtudes y defectos, con tus encantos, pero también desencantos. Estás invitado a adentrarte a esta poesía de consciencia. Deja que las huellas perpetuas de este inmigrante inunden tu corazón  y tómate el tiempo para meditar en esta temática.

“El verdadero amor está orientado, al compromiso de ver por el otro”. (Libro, Hidromiel de Yasmín Díaz Sánchez)

(San Juan, 10:00 a.m.) Literatura, es el brillante arte del arte, es vida e inspiración del Planeta; Cielo, Estrellas, Luna, Sol y Mar. Literatura es respiración de todo ser viviente, todo SER la expresa y vive de diferentes maneras... son pocos los escritores que tienen éxitos  en diversos campos de la literatura, el poder desplazarse noblemente en los distintos géneros literarios es un don de incontables maravillas, escribir profesionalmente  sobre variados temas con expresión enriquecedora e inigualable es vivir inundado de talento poético.

Conozcamos brevemente a Yasmín y su fragante jardín literario, durante su niñez y adolescencia obtuvo en su ciudad natal muchos premios literarios, pero esa  estrella que  iniciaba con magnífico resplandor por más de dos décadas se apagó, solo la autora nos pudiera explicar mejor ¿qué por qué pausó su vida artística? Después de tanto tiempo de vivir, sin vivir conectada a su respiración  artística, decidió emprender nuevamente su carrera literaria y por esa encantadora decisión, actualmente  es sinónimo de inspiración, es sinónimo de éxito, es sinónimo de indeleble admiración.

Leer más...

Más artículos...