El término “anacrónico” es un adjetivo de origen griego que significa literalmente “contra tiempo” y, conceptualmente, que algo está fuera de un determinado momento, período o lapso histórico. Por lo general, la palabra es utilizada con un sentido negativo, para designar que algo no está ubicado de manera apropiada en el tiempo que le corresponde. Este es el sentido que con frecuencia se aplica a la teología de la liberación. Se dice, por ejemplo, que es una cosa del pasado, que ya no tiene sentido hablar de ella porque está muerta y enterrada, y que, además, las realidades han cambiado.

Leer más...

El peso sería mayor si el Observatorio del Pluralismo Religioso contabilizara otros centros abiertos al culto regular católico además de las parroquias, que son 22.851. El total de lugares de culto de confesiones minoritarias son 5.549 y más de la mitad son evangélicos.

Leer más...

La falsa espiritualidad

Las comparaciones y las clasificaciones son odiosas en sí mismas, pero permiten apreciar diversos puntos de vista bajo ópticas que antes no comprendíamos o no entendíamos. En la vida no hay tantos blancos y negros como matices, pero en el sentido del aprendizaje y del crecimiento interior, esta clasificación puede ayudarnos a comprender una parte de la naturaleza humana.

Si analizamos la espiritualidad mundana, existen algunas formas predominantes de vivirla:

Leer más...

 

Espiritualidad:

La definición de espiritualidad ha sido un desafío debido a su carácter multidimensional y las fronteras ambiguas que tiene con la religiosidad. Sin embargo, las definiciones comunes sobre espiritualidad suelen incluir un sentido de trascendencia más allá de la coyuntura inmediata, el sentido de propósito y significado en la vida y la dependencia de recursos internos (Brennan, 2004).

Leer más...

Olofín u Olofi es la tercera manifestación de Olodumare , del Yoruba Òlófín (dueño del palacio). Su palacio es el cielo y su corte real, los Orishas, Olofín es el que está en contacto indirecto con los hombres a través de los Orishas, es él quien los dirige y supervisa sus labores. Nada se puede conseguir sin su mediación, vive retirado y pocas veces baja al mundo como energía. Olofín es el que repartió el ashé a cada Orisha (su relación con las energías de la naturaleza) y tiene los secretos de la creación. Oloíin le permitió bajar a la tierra a Orunla (Orunmila) como profeta, puede utilizar a todos los Orishas, pero para prevenir la muerte usa a Osun. Se recibe en Ifá. El que tenga asentado su fundamento no podrá hacer nada sin antes atenderlo. Su ashé y contacto directo con los hombres está reservado a muy pocos sacerdotes.

Leer más...

La etimología de la palabra demonio proviene del griego daimon. Daimon significa sabio. A su vez Lucifer viene del latín y significa el portador de luz. Diablo proviene del griego diabolo que significa calumniador, el que provoca pelea, discordia y/o división. Más aún tenemos a Satanás que proviene del hebreo Shaitán cuyo significado es el obstáculo, el que obstruye, el que se opone. También para los Yorubas existe una deidad conocida como Elenini. La misma, se asocia con el obstáculo y el infortunio. Interesantemente, Elenini, a pesar de cobrar materialidades reales, dependen de los miedos, temores, dudas, rabia, tristeza y soberbia del ser humano para poder manifestarse. En este sentido el verdadero enemigo reside adentro, no es externo. Quién único puede derrotar a uno es uno mismo.

Leer más...

Más artículos...